Arsenal recibe a San Lorenzo en Sarandí

access_time 19:35
|
11 de agosto de 2006
|
INSEGURIDAD

Violento asalto en una finca de Maipú

El robo domiciliario ocurrió en Lunlunta cuando madre e hija estaban en la vivienda. Veinte mil pesos, cheques y un auto fue el botín delictivo.

    Dos mujeres, una madre y su hija, fueron víctimas de un asalto domiciliario ocurrido en una finca de Lunlunta, en el departamento de Maipú. En total, los delincuentes que actuaron en este hecho se llevaron alrededor de 20.000 pesos en efectivo, cheques, alhajas y un Fiat Uno color bordó, propiedad de la familia. Un dato que fue comentado por Ricardo Gais, familiar de las víctimas, dio luz para especular con que este golpe delictivo fue estudiado.

    Los Gais tienen un perro rottweiller que no reaccionó ante la acción de los ladrones que maltrataron a las mujeres. Aparentemente, esta mascota guardiana fue sedada antes de ser perpetrado el asalto.Hasta ayer al mediodía, el rottweiller seguía echado en un rincón de la finca, bajo un visible estado de somnolencia. María Inés Ivella (68) y su hija María Inés Gais (28) fueron las víctimas de dos asaltantes armados, quienes llegaron ayer, cerca de las 9.30, hasta la vivienda ubicada en carril Maza 7510, en una zona rural maipucina.

    Ivella fue sorprendida en momentos en que estaba por cerrar el portón de ingreso a la finca, después de haber regado su propiedad, por lo que se cree que los ladrones habrían estado observando los movimientos de esta familia. Los asaltantes, ambos portando armas de fuego de puño, según indicaron las víctimas, llevaron a la fuerza a Gais hasta el interior de la casa, mientras la empujaban y tiraban del cabello. Ya en el interior de la vivienda, la segunda víctima de este hecho fue zamarreada por los delincuentes, quienes exigían que les entregaran las pertenencias de valor y el dinero.

    En total, los ladrones estuvieron casi una hora teniendo a las dos mujeres a merced de su violencia. No conformes con que las víctimas les indicaran dónde estaban las cosas más valiosas, los ladrones siguieron revolviendo muebles y tirando al piso todo lo que se les ponía enfrente. Parte de los 20.000 pesos que sustrajeron estos delincuentes era del ahorro de uno de los hermanos Gais, quien está a punto de casarse, precisó Ricardo Gais.

    Este vecino maipucino, con dolor y bronca, no tan sólo brindó detalles del hecho sufrido por su madre y una de sus hermanas, sino que aprovechó para exigir más seguridad en la zona. “Le pido, sobre todo al gobernador y a la gente de Seguridad, que se pongan las pilas, que se dejen de peleas internas y protejan a la fuente que le da de comer a varios planes sociales que se mantienen con la producción y el campo”, sentenció Ricardo Gais. Este hecho fue denunciado en la Oficina Fiscal 10, ubicada en la Comisaría 10ª de Maipú, y hasta ayer a la tarde no había novedades sobre el hallazgo del Fiat Uno robado ni del paradero de los asaltantes.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.