access_time 13:20
|
22 de septiembre de 2009
|
|
LA ATACÓ UN ENCAPUCHADO CON UN ARMA DE FUEGO

Violan a una chica y la amenazan de muerte para que no haga la denuncia

Ocurrió en Guaymallén. La víctima, de 15 años, fue atacada cuando iba a un almacén

    “Esto lo hago por tu papá”. La frase pertenece a un delincuente de unos 30 años que, portando un arma de fuego, atacó a una chica de 15, para luego trasladarla hasta una finca, donde la accedió carnalmente. Los investigadores creen que el agresor podría ser conocido del progenitor, aunque las primeras pericias indicarían lo contrario. El aberrante episodio tuvo como escenario el puente de hierro, en Guaymallén, y ocurrió el domingo por la tarde.

    Por el caso se detuvo a una persona que luego recuperó la libertad, cuando se comprobó que nada tenía que ver con el hecho. Antes de huir, el malviviente amenazó de muerte a la adolescente, apuntándole con su arma en la cabeza. “Si decís algo, te voy a buscar hasta encontrarte y matarte”, le dijo. La denuncia fue radicada por la madre de la damnificada, quien decidió instar la acción penal. La investigación quedó a cargo de la Oficina Fiscal Nº9 de Guaymallén, bajo la calificación de abuso sexual agravado.

ABERRANTE. Según consta en el expediente que investiga la dependencia judicial antes mencionada, la historia se desencadenó a las 17 del domingo en las inmediaciones del puente de hierro en Guaymallén. Cerca de ese lugar, en calle Los Pinos, vive la chica de 15 años junto a su familia. A esa hora, la joven –cuya identidad se reserva, por tratarse de una menor de edad– salió de su hogar en su bicicleta con el objetivo de dirigirse hacia un almacén de la zona.

    A pocos metros de la vivienda, apareció en escena un sujeto encapuchado que manejaba una moto 110cc roja. De acuerdo con el testimonio de la víctima, este individuo la siguió de cerca por varias cuadras, hasta que finalmente se puso a su par y la obligó a detenerse. “Esto lo hago por tu papá”, le susurró el abusador, al mismo tiempo que la tomó de los pelos y la tiró al piso. “Escondé la bicicleta”, le ordenó luego, mientras la amenazaba con el arma de fuego.

    De esta forma, la subió a la moto y la trasladó varios metros por un callejón de la zona, hasta llegar a un gran predio. En ese lugar, el violador volvió a desenfundar su arma y, tras apuntarle, la obligó a que se sacara la ropa. Acto seguido, la tiró al piso y se avalanzó sobre ella para accederla carnalmente. Incluso, según consta en el expediente, posteriormente la obligó a practicarle sexo oral. Como si eso fuera poco, después de violarla volvió a apuntarle con el arma y le ordenó que se vistiera, para luego trasladarla hasta el lugar donde la abordó. En ese domicilio, muy cerca del puente de hierro, la amenazó de muerte y huyó en su moto.

    Segundos después, apareció en el lugar la madre de la menor, que a esta altura buscaba desesperadamente a su hija. “La chica tardó mucho en volver y eso preocupó demasiado a su madre. El almacén estaba muy cerca”, comentó uno de los policías que participaron del procedimiento. Cuando se encontraron, la adolescente contó llorando lo que le había sucedido y luego se trasladó a su casa, donde llamó a la policía. Una hora después, la madre fue hasta la Comisaría Novena de Guaymallén y decidió instar la acción penal.

    Al estar asistida por su progenitora, la chica pudo declarar en sede judicial y contó con lujo de detalles lo sucedido. Luego fue llevada al Cuerpo Médico Forense y allí le realizaron estudios físicos y psicológicos. Según su relato, el presunto abusador tendría unos 30 años, era gordo y actuó todo el tiempo a cara cubierta, por lo que no podían identificarlo. Con esas características, la policía capturó en la noche del domingo a un sujeto que permaneció detenido por algunas horas.

    Sin embargo, luego quedó en libertad, ya que los pesquisas habrían confirmado que no tenía nada que ver con el hecho. Ayer, el personal de Investigaciones de ese departamento sumó algunos procedimientos en busca del violador pero, hasta el cierre de esta edición, no había rastros del delincuente. La investigación continúa bajo un estricto secreto de sumario, al tratarse de un delito de instancia privada.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.