access_time 16:24
|
16 de abril de 2018
|

Violada y embarazada: harán un cotejo de ADN

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1511966692797Hospital-Lagomaggiore%20(2).jpg
La víctima está internada en el hospital de Capital.

Una joven de 15 años oriunda de Godoy Cruz y con un leve retraso mental denunció el viernes con su madre que el padrastro la abusó. Cuando le realizaron estudios en el Hospital Lagomaggiore, confirmaron que cursaba un embarazo de 16 semanas. Deberán esperar hasta que nazca la criatura para saber si el sospechoso, que fue imputado, es el padre.

Una chica de 15 años denunció el viernes que fue abusada sexualmente por su padrastro y ese mismo día personal policial capturó al sospechoso cuando se encontraba en el Hospital Lagomaggiore.

La víctima, detallaron fuentes policiales y judiciales, presenta un leve retraso mental y fue derivada al nosocomio de Capital por los investigadores después de radicar la presentación por las violaciones que denunció.

Los médicos confirmaron durante unos estudios que le practicaron que cursa un embarazo de cuatro meses. Tanto la adolescente como su progenitora son oriundas de Godoy Cruz y desconocían que llevaba un feto en el vientre.

El caso generó una importante investigación en la Fiscalía de Delitos contra la Integridad Sexual, y la fiscal Celicia Bignert formalizó la acusación contra el sospechoso, de 40 años, por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por la situación de convivencia con una menor.

En un primer momento se había ordenado que al acusado lo trasladaran a la cárcel, pero después de un contacto con los profesionales del Cuerpo Médico Forense, determinaron que sea trasladado al hospital neuropsiquiátrico El Sauce, debido a que sería peligroso para sí y para los demás. Es más, fuentes policiales detallaron que había intentado autolesionarse y agredir a un par de policías.

Mientras se desarrollan las primeras medidas en el expediente, en la fiscalía entendieron que en el futuro se realizará un cotejo de ADN entre la criatura –cuando nazca– y el sujeto detenido, con el objetivo de confirmar o desechar la paternidad.

Lo cierto es que el caso se desencadenó el viernes cuando la madre de la chica y su pareja comenzaron a discutir en la casa que compartían (también habitan otros menores).

En un momento, el hombre le confesó que había mantenido relaciones con su hija y que habían sido consentidas. Sin embargo, la menor no habría confirmado esto, sino que era abusada. Es más, al tratarse de una chica con retraso mental se está frente a un delito, confirmaron las fuentes judiciales consultadas.

Acto seguido, la mujer tomó la decisión de ir a radicar la denuncia correspondiente. Una vez que realizó la presentación, la fiscal dispuso que sea derivada a un hospital para diagnosticar el estado de salud de la joven.

En el servidor público confirmaron que estaba embarazada y que superaría las 16 semanas de gestación. Mientras la dejaban internada para realizar los controles y otros estudios, la madre de la joven advirtió que el padrastro se iba presentar en el lugar y se lo comunicó a las autoridades con sus características físicas, tal como confirmó el Mario Bustos Guillén, director del hospital.

Los directivos dieron la novedad al personal policial y minutos después, tal como había avisado la madre de la víctima, el hombre llegó hasta el nosocomio procedieron a su captura. Al otro día, la fiscal Bignert procedió a realizar la imputación.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.