access_time 20:35
|
12 de marzo de 2007
|
|
PROTESTA VITIVINÍCOLA

Viñateros comienzan hoy un plan de lucha

Al no llegar a un acuerdo con el sector empresario sobre un incremento de haberes y el precio del tacho de uva, se movilizarán todos los días a distintas bodegas.

    Viñateros y bodegueros no llegaron a un acuerdo con el sector empresarial y esto derivó en un frente de lucha que promete un largo andar. Después de arduas negociaciones en busca de una mejora salarial y de un mayor precio por el tacho de uva, empleados vitivinícolas de Mendoza y San Juan optaron por dar combate a través de movilizaciones diarias hacia varias bodegas.

    El secretario adjunto de la Federación de Obreros y Empleados Vitivinícolas (Foeva), Miguel Montaña, adelantó que desde hoy, y durante todos los días de la semana, marcharán “en busca de un reclamo justo y necesario”. La manifestación saldrá a las 10 desde el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) y se dirigirá hacia un establecimiento que esté elaborando vino –por una cuestión estratégica, el lugar lo elegirán a último momento–.

    “Las marchas serán una constante hasta que haya algún acercamiento del Ministerio de Trabajo de la Nación para volver a juntar las partes”, dijo Montaña.

    SALARIO. Las negociaciones paritarias, que finalizaron el 28 de febrero, deben separarse en dos. Primero, la lucha por un mejor salario para empleados de viñas y bodegas y segundo, para que el tacho de uva aumente su valor. Con respecto al tema salarial, las diferencias entre las partes terminaron siendo mínimas –tres puntos– y estuvieron cerca de un acuerdo.

    El gremio comenzó pidiendo 30 por ciento de aumento, luego se bajó a 23%, hasta terminar en 18%. A su vez, la parte empresaria arrancó ofreciendo un incremento de 10% y subió hasta 15%. Después de una semana de negociación, esa mínima diferencia no pudo limarse y lo que hubiese significado 27 pesos más en el básico de cada trabajador terminó trabando todo.

    En caso de retornar a las negociaciones, Montaña anticipó que volverán a pedir una suba de 23 por ciento, sin posibilidad de acordar por menos porcentaje. Actualmente, un empleado de viña está cobrando 919 pesos de básico.

    TACHO DE UVA. El otro punto en conflicto resultó ser el precio del tacho de uva. Lo solicitado por los trabajadores de viñas y bodegas –en Mendoza son casi 36.000– es que se paguen 1,50 pesos netos la canasta. Sin embargo, los empresarios no salieron de su primer ofrecimiento –un aumento de 15 por ciento– y quedaron muy lejos de los números pretendidos por los trabajadores. El precio actual del tacho de uva es de 60 centavos y lo ofrecido por los empresarios significaba un aumento de sólo 9 centavos.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.