access_time 10:54
|
4 de diciembre de 2018
|
Cameron

Video: así fue el trasplante de cara más tecnológico de la historia

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1543841651506cameron%20underwood%20surgery%20facial.jpg

El clip muestra el paso a paso de la reconstrucción de la cara de un joven con el rostro desfigurado por un intento de suicidio.

"Tengo una nariz y una boca para poder sonreír, hablar y volver a comer alimentos sólidos", dice.

Cameron hablaba dos años después de un intento de suicidio en 2016.

Perdió su nariz y la mayor parte de su mandíbula inferior. Solo pudo conservar un diento tras el trágico evento.

"Estoy muy agradecido de tener un trasplante de cara porque me da una segunda oportunidad en la vida", dijo el joven de 26 años en una conferencia de prensa en Nueva York el jueves pasado.

"He podido volver a muchas de las actividades que me gustan, como estar al aire libre, practicar deportes y pasar tiempo con mis amigos y familiares”.

"Espero volver a trabajar pronto y algún día para formar una familia”.

En enero de este año, más de 100 miembros de un equipo médico le realizaron una cirugía de 25 horas a Cameron en el centro de salud Langone de la Universidad de Nueva York en Manhattan, Nueva York.

La operación se llevó a cabo apenas 18 meses después del intento de suicidio de Cameron, el cual, según el centro, es el período de tiempo más corto entre la lesión y la cirugía en la historia de los Estados Unidos.

Desde el primer trasplante de cara en 2005, se han realizado más de 40 trasplantes en todo el mundo.

La cirugía fue dirigida por el Dr. Eduardo D. Rodríguez quien dice que, junto con los avances médicos, fue la determinación de Cameron de sobrevivir lo que ayudó a que la cirugía fuera un éxito.

El trasplante de Cameron fue el tercero realizado por el Dr. Rodríguez, quien dice que el tiempo relativamente corto en el que Cameron vivió con sus lesiones también fue un factor importante en su recuperación.

"Cameron no ha vivido con su lesión durante una década o más como la mayoría de los demás receptores de trasplantes de cara", dijo el profesional.

"Como resultado, no ha tenido que lidiar con muchos de los problemas psicosociales a largo plazo que a menudo conducen a problemas como la depresión severa, el abuso de sustancias y otros comportamientos potencialmente dañinos".

Durante la cirugía, el médico trasplantó y reconstruyó la mandíbula superior e inferior de Cameron, incluyendo los 32 dientes y encías.

El techo y el piso de su boca, los párpados inferiores y la nariz fueron reemplazados y su lengua reconstruida.

El centro dice que la operación fue el trasplante de cara más avanzado desde el punto de vista tecnológico y fue el primer uso de una máscara facial de donante impresa en 3D en los Estados Unidos.

El donante fue Will Fisher, de 23 años, campeón de ajedrez, aspirante a escritor y cineasta.

"La muerte de mi hijo fue una tragedia", dijo Sally, la madre de Will.

"Estoy agradecida de que, al honrar su decisión, hayamos podido dar vida a otros, y especialmente de que Will y el Dr. Rodríguez hayan dado a Cameron y a su familia la oportunidad de recobrar sus sueños”.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.