access_time 09:23
|
2 de diciembre de 2006
|
|
POLÍTICA

Venezuela elige mañana presidente

Alrededor de 16 millones de personas irán a las urnas. El presidente Hugo Chávez apuesta a lograr su segundo mandato. Del otro lado, Manuel Rosales advirtió sobre los intentos de su adversario por crear confusión

           Los venezolanos iniciaron ayer el período de reflexión de 48 horas previo a las presidenciales de mañana, en medio del nerviosismo ante la inminente cita electoral y el ajetreo de la compra navideña. A las 6 de ayer se cerró oficialmente la campaña que durante tres meses ha llevado a los electores los mensajes de los dos principales candidatos a gobernar el país en los próximos seis años: el actual presidente, Hugo Chávez, y el abanderado de la oposición, Manuel Rosales.


       Ambos aspirantes a la presidencia de Venezuela aprovecharon el jueves para hacer sus últimos llamamientos al voto, declararse convencidos de la victoria y, sobre todo, pedir que se acate la ley cuando se sepa el veredicto de las urnas el domingo 3 de diciembre. Chávez y Rosales coincidieron en reclamar que se vote en paz mañana, aunque tanto el uno como el otro expresaron su desconfianza respecto del campo rival y alertaron sobre los supuestos intentos que puede llevar a cabo el adversario para sembrar confusión.


TEMOR CIUDADANO.


         Con el eco de estas últimas advertencias, tras una campaña dominada por la tranquilidad, los venezolanos emprendieron el plazo de reflexión con sentimientos encontrados y el temor de que la noche de mañana les haga revivir pasadas experiencias de violencia. En tiendas de comida y supermercados se agotaron las existencias de leche, pollo y algunos otros productos, en medio de las largas colas de clientes con carritos repletos que confesaban el miedo a no encontrar abastecimiento en los días venideros, pese a los llamamientos a la calma y las garantías dadas por las autoridades.



      En Caracas, cuya área metropolitana tiene unos cuatro millones de habitantes, la compra de alimentos por parte de quienes temen penurias se compagina curiosamente con el ajetreo de los preparativos navideños, festividades muy celebradas en Venezuela. Cestas navideñas, regalos y decoraciones de todo tipo han florecido por toda la ciudad, y las tiendas dedicadas a estas ventas se han visto abarrotadas de compradores, provistos de la paga quincenal y los generosos aguinaldos, equivalentes a tres meses de sueldo, decretados con antelación por Chávez.



       En la cuenta atrás de la elección presidencial, el Consejo Nacional Electoral (CNE), poder autónomo encargado de organizar el proceso, garantizar la transparencia de la votación y anunciar los resultados tras el recuento, procedió ayer a la instalación de las mesas de votación a las que son llamados a acudir, mañana, a unos 16 millones de electores. Para el CNE, todo está listo para que los centros de votación abran el domingo a las 6 de la mañana. Según la norma electoral, los centros cerrarán a las 16, aunque por ley puede haber prórroga si quedan electores “en la cola” que no han podido cumplir con su derecho.



      La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, dijo que unos 600 representantes de medios extranjeros y unos 6.000 venezolanos han sido acreditados para esas elecciones, y afirmó que “el mundo” podrá presenciar cómo Venezuela vota “con civismo, alegría y democracia”.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.