access_time 01:36
|
14 de noviembre de 2012
|
|

ARTE SOLIDARIO

Venderán obras de artistas para hacer planta de reciclaje en el Campo Papa

Hace seis años, Damián Martínez comenzó con un movimiento social destinado a colaborar con instituciones dedicadas a la contención de niños y adolescentes. Artistas reconocidos y emergentes venderán sus trabajos a un precio unificado. Será el 7 de diciembre en el ECA.

"En esta nueva edición de ArteAyuda, no pintan los chicos, sino que los artistas pintan para ellos". La frase pertenece a Damián Martínez, un artista mendocino de 30 años que decidió sumarle a una de sus pasiones un plus solidario. La idea de este movimiento social, creado en el 2006, es justamente, como lo indica su nombre, ayudar, a través del arte, a diferentes instituciones sociales que se dedican a la contención de niños y adolescentes de bajos recursos.

La propuesta de Martínez se desplegará por primera vez en el Espacio Contemporáneo de Arte (ECA) a partir del 7 de diciembre. Contará con la colaboración de cincuenta artistas de la talla de Osvaldo Chiavazza, Martín Motta, Federico Quesada, Pi, Mema Mom, Laura Rutman, Dotz y Cees, entre muchos otros. Cada uno presentará dos obras y las cien pinturas –que serán de 30x40cm– tendrán un precio unificado de 200 pesos sin importar quién sea su autor.

La totalidad de lo recaudado será destinado a la Fundación Coloba (en las inmediaciones del pozo, en el Campo Papa) que, a través de su proyecto Los Triunfadores, saca a los chicos de las villas, les enseña a reciclar papel y les otorga una salida laboral, fomentando también la inclusión social. "Con este ArteAyuda, además de la plata, llevamos la posibilidad de que, por primera vez, el papel reciclado sea de diferentes colores a través del reciclado de pigmentos.", explicó Martínez.

"Esta edición recibe el nombre de ArteAyuda Con Ciencia porque, en un principio serían cien artistas los que participarían pero, por una cuestión de tiempo y organización, finalmente serán cincuenta que expondrán dos obras cada uno. Finalmente, la premisa se cumple igual ya que serán cien obras las que se expongan", explicó Martínez, que también trabaja en una peluquería cercana a su taller.

El artista explicó que la idea surgió para devolver a la sociedad algo de lo que le daba. Incluso, el primer ArteAyuda se da en la primera muestra e inauguración de Martínez. "Yo sentía que me estaba me-tiendo en un campo que no me co-rrespondía o le quitaba el lugar a alguien que sí vivía del arte, por lo que debía tener un agregado social. Es una tontera mía, porque, gracias a Dios, cualquier persona puede incursionar en el arte. Pero tenía esa idea en la cabeza y decidí hacer una muestra a beneficio", señaló.

La primera recaudación fue para el sector oncológico del Hospital Notti. "Una experiencia realmente conmovedora, me sensibilizó completamente, fue muy fuerte. Pero, a su vez, me provocó tanta satisfacción ver que esos chicos podían pasar un momento diferente del que vivían a diario que me entusiasmé y me dije que tenía que hacer una por año, y ahí surge la de repetirla, pero con distintas instituciones", expresó Martínez.

EXPERIENCIA ARTEAYUDA. El artista describió las ediciones anteriores del evento que ideó hace ya seis años y que, en esta ocasión, será completamente diferente porque, ahora, los artistas pintan para los chicos. "La idea es brindar una jornada de expresión artística. Lo que hago es llevar un bastidor de 1,50mx1,50m en blanco, llevo pigmentos para que reciclen, les enseño esa técnica (arte ecológico) y les digo dónde buscar las tintas y cómo hacerlo", comenzó a relatar el joven. Luego continuó: "Esto lo hago porque el gran problema que presentan estos lugares es que no tienen recursos económicos para desarrollar actividades artísticas. De esta manera, les enseño a tener materiales sin costo alguno, para que no sea un freno".

Damián invita luego a los chicos a pintar este bastidor con algunas consignas artísticas pero sociales. Estas son pasar por turnos y, una vez que empiezan a trabajar, el objetivo es cubrir el lienzo en su totalidad. Otra premisa es que los pinceles no se mezclan, sino que se intercambian con el color que tiene el compañero. Una de las consignas que el artista consideró más importante es la de no invadir el espacio del compañero, aunque este no esté delimitado, una pauta social que, según Martínez, les cuesta mucho desde la realidad que viven.

"Una vez que terminan de trabajar, agarramos el bastidor y lo sacamos al aire libre, luego lo mojo y les desarmo todo su trabajo, lo rompo, con una intención, claro. Cuando ellos reaccionan y empiezan a preguntar el porqué, los invito a agarrar el lienzo entre todos y empezar a moverlo y así generar una mancha uniforme con el pigmento. Entonces, el espacio y trabajo de cada uno se une en una sola obra. Deja de ser un trabajo individual para ser uno mancomunado", manifestó Damián. Una vez que la obra está terminada, el joven la lleva al taller y le da unos retoques para luego sortearla. Se venden números de rifas para recaudar fondos a través de esa pintura y todo va directamente a la fundación. Además, para asegurar la transparencia del proceso, los números para el cuadro los imprime la institución.

"Una vez que tienen el dinero, la idea es que lo destinen al desarrollo artístico y, en ocasiones, esto no sucede. En la escuela-hogar Eva Perón compraron televisores para todas las habitaciones; en Apando armaron una sala de Informática y en la Fundación Puentes de Cambio sirvió para pagar el año de todos los psicólogos que van a trabajar al barrio San Martín y que luchan contra la depresión infantil. Si bien abogo por el desarrollo artístico, me pone muy contento que les sirva, aunque yo apunto a cambiar una hora de calle por una hora de dibujo. Me parece bien el destino que se le dé al dinero siempre que sea para los chicos", manifestó.

RECICLADO DE PIGMENTOS. Martínez contó que siempre ha trabajado con pigmentos reciclados, lo que llama "arte ecológico". Bolsas de latas salen todos los días de miles y miles de pinturerías en toda América y, para los artistas, representa una importante fuente de materia prima. "Una vez fui a una pinturería a pedir un color para mi casa. Cuando lo fueron a generar, el tintométrico –que es la máquina que arma los colores– se quedó sin tinta, entonces abrieron y volcaron un poco de pintura y la tiraron. Noté que ese resto que quedó ahí era muchísimo. Una vez que tengo la lata, ablando ese resto con agua y de cada envase saco medio litro de pintura", explicó.

A partir de allí, el artista se puso a investigar y descubrió que era "oro en polvo". En una ocasión, leyendo una lata proveniente de Canadá, se informa que los envases no pueden ser tirados y que deben ser respetados los códigos de contaminación de cada lugar, aunque en Argentina no existen. Lo alarmante fue cuando llegó al párrafo que aclaraba que no se las puede tirar porque son altamente cancerígenas, causan malformaciones en bebés y contaminan el agua.

"Esta técnica se la he transmitido a artistas amigos. Es todo un trabajo el del reciclado pero, si no lo hacemos, se sigue contaminando, es impresionante. Además, se está desperdiciando materia prima. Los muralistas fueron los primeros en tomar esta técnica, se volvieron locos porque no tienen materiales: recordemos que ellos pintan gratis, entonces se coparon con la idea", manifestó.

LAS VOCES DE ARTISTAS. Son cincuenta en total los que participarán el 7 de diciembre en la nueva edición de ArteAyuda. Martín Motta, artista plástico, y Romina Ayescaran, mejor conocida como Pi –una muralista de 28 años–, se sumaron sin dudarlo a la propuesta de Martínez, quien llamó uno por uno a los convocados para invitarlos. "La idea de Damián, en sí, ya está buena por lo que genera en la gente y en uno mismo. No es tanto por la difusión, más allá de que atrae cosas buenas, sino que se trata de una causa con la que me parece buenísimo comprometerse. Si uno puede colaborar en la manera que sea, bienvenido sea", expresó Motta, de 29 años y autor de obras como Versiones paralelas y C es.

"Me encanta la propuesta porque hay mucha gente que necesita ayuda. Yo he vivido cerca del Campo Papa, por lo que entiendo de qué se trata. Si no hacemos algo nosotros, no lo hace nadie", comentó Pi, quien realizará una muestra con características similares a ArteAyuda Con Ciencia, el 15 de diciembre y que recibirá el nombre de Khana. 

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.