Aumentó el taxi: estos son los nuevos valores en Mendoza
access_time 09:08
|
26 de noviembre de 2009
|
|
FALTA DE AGUA EN DORREGO

Vecinos cortaron Acceso Sur y rechazaron la emergencia hídrica que declaró Jaque

La medida duró media hora. Hasta el lugar llegó el titular del EPAS pero sólo recibió críticas e insultos. Los usuarios se reúnen hoy para seguir con la protesta.

    Hartos de no tener agua para tomar, para lavarse o para preparar sus alimentos, un centenar de vecinos cortaron una de las manos del Acceso Sur e increparon al titular del Ente Provincial del Agua y el Saneamiento (EPAS), Javier Montoro, para que el Gobierno se haga cargo del problema y lo resuelva. El corte de la mano que corre de sur a norte comenzó cerca de las 21 y se extendió por media hora. Vecinos que desde hace más de diez días no tienen agua decidieron protestar.

    Se reunieron en la tarde en Cañadita Alegre y Achipallas, en Dorrego, y, luego de una improvisada asamblea, decidieron marchar hacia el Acceso Sur, donde cortaron una las vías para intentar que escucharan sus reclamos. Por el corte llegó a producirse un atascamiento de un kilómetro de vehículos. La policía llegó hasta el sitio donde se realizaba la protesta y rápidamente desvió el tránsito por una calle colectora. Al lugar llegó el titular del EPAS, Javier Montoro, quien intentó explicar cuáles son los problemas que tiene el sistema y que llevaron finalmente a que una gran cantidad de gente no tenga agua.

    Pero la voz de Montoro quedó tapada por los gritos, los insultos y el reclamo de los vecinos, que le pidieron que renunciara al cargo si no les podía dar el servicio en forma urgente. El funcionario les repitió a los usuarios que el estado de Obras Sanitarias Mendoza es “calamitoso”. Pero esto tampoco calmó a la gente. Muchos de los vecinos le reclamaron su actuación al frente del ente regulador, y Montoro se defendió diciendo que durante su gestión se pusieron multas por valores altos a OSM. Sin embargo, recibió nuevos silbidos.

    Como para intentar calmar la situación, el titular del ente regulador les propuso formar una comisión y reunirse a primera hora en la sede del EPAS. Como toda respuesta, los manifestantes lo dejaron hablando solo y se fueron. Luego de mantener durante más de media hora una de las manos del Acceso Sur cortadas, unas 50 personas se dirigieron hacia el Hospital Italiano, donde comenzaron a cantar “Dame agua, dame dame agua”, parafraseando al cantante internado allí.


    PALABRA DE VECINOS. Indignados, los ciudadanos de varios sectores de Dorrego que concurrieron a la protesta y marcharon revelaron a los gritos sus opiniones sobre la grave situación que están viviendo. “Nos da mucha bronca tener que cortar una ruta, pero lo tenemos que hacer, porque hace 12 días que no tenemos agua”, decía Mauricio del barrio Alimentación. “La culpa es de Obras Sanitarias, porque no hizo las obras y, encima, las boletas vienen con aumento. En Mendoza está colapsando todo”, se quejaba Miguel del barrio Petroleros.

    Cuando los manifestantes se enteraron del decreto que firmó el gobernador declarando la emergencia, se mostraron absolutamente escépticos. “Son sólo promesas, y el problema sigue”; “Si no hay obras, de qué sirve la emergencia”; “Desde que asumió, Jaque promete, promete y no cumple nada, ¿qué le vamos a creer ahora?”, gritó Sandra Castillo de Dorrego. Roberto Forlizzi del barrio Bancario opinaba que un recurso tan vital como el agua “no puede estar en manos privadas y sin ningún control por parte del Estado”.

    Forlizzi y sus vecinos tienen problemas con el servicio desde el 24 de octubre y nada de agua desde hace 15. Marcela del barrio San Cayetano hizo una lista rápida de los inconvenientes: “No se pueden usar los platos porque están sucios, no podemos bañar a nuestros hijos, tenemos que ir a la casa de amigos o parientes, no podemos lavar las verduras ni cocinarlas, esto genera una gran angustia”. Sergio Sosa del barrio Bancarios fue concluyente: “Que no nos mientan más, ese decreto de Jaque no nos va a dar agua en nuestras casas. Hace 20 años que vivimos acá y nunca, nunca nos pasó esto”.

    CÓMO SIGUE. Los vecinos, conscientes de que deberán esperar para que la provisión de agua se normalice, no se quedarán quietos. Mañana, Marcelo Ponce de León, en representación de los damnificados, presentará notas en la Defensoría del Consumidor y en el EPAS. En los escritos solicitará la restitución del servicio a la brevedad en forma regular y continua y el recálculo de los importes de las facturas emitidas como consecuencia de que el servicio no se está prestando. Por la tarde, a las 20, los vecinos se comprometieron a retomar la protesta. Se congregarán en Cañadita Alegre y Achipallas, invitarán a habitantes de barrios cercanos que padecen el mismo problema y luego, dijeron, volverán a cortar el Acceso sur.

    PARTE DIARIO.
El EPAS informó que ayer la situación del servicio de agua potable en el Gran Mendoza fue muy crítica debido a que los niveles de reserva que se registraron a primera hora de la mañana en las plantas potabilizadoras Alto Godoy y Benegas marcaron un importante descenso. Por eso, el EPAS reiteró su pedido a la población para que restrinja el consumo sólo al uso esencial, es decir, para preparación de alimentos, bebida, limpieza personal y uso de los sanitarios.

    Los vecinos de las zonas más vulnerables ni siquiera pueden realizar esas actividades elementales. No tienen agua. Las zonas que están sufriendo la baja presión son: Godoy Cruz, en Benegas y Las Tortugas; Guaymallén, en Dorrego y Villa Nueva, y Las Heras en la franja comprendida entre calle Perú y Boulogne Sur Mer. Por su parte, desde Obras Sanitarias informaron que a las 0.30 de ayer, concluyeron las obras de reparación de la Perforación Alsina de Dorrego y el pozo ya está en funcionamiento.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.