La Cancillería argentina manifestó ayer su satisfacción por el pronunciamiento de un grupo de expertos de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que sostuvo que las restricciones fijadas por la Unión Europea al ingreso de productos transgénicos no cuentan con evidencia científica y que el bloque comunitario obstaculizó la aprobación de normas en torno al tema.

    El grupo de expertos (Panel) concluyó que la Comunidad Europea incurrió en “demora indebida” en los procedimientos para tal aprobación, según los términos del Acuerdo sobre medidas sanitarias y fitosanitarias. Además, le dio la razón a Argentina en cuanto a sus reclamos en contra de las prohibiciones establecidas por Austria, Alemania, Italia y Luxemburgo sobre determinados productos.

    El grupo de expertos señaló que la Comunidad Europea incumplió con las obligaciones fijadas en la OMC, ya que las medidas no se respaldan en evidencia científica. Los expertos recomendaron que el órgano de solución de diferencias requiera a la Comunidad Europea que ponga dichas medidas en conformidad con los compromisos asumidos por la misma.