En la provincia de Mendoza, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró un aumento de 0,7 por ciento respecto al mes de agosto. Los rubros indumentaria y esparcimiento muestran las mayores subas, mientras que transporte y comunicaciones no registra variaciones, según lo informado ayer por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de la provincia.

    DETALLES. El informe preliminar del IPC, que compara agosto-setiembre del 2006, evalúa que la inflación en Mendoza alcanzaría 0,7%. Este estimativo permite observar que en el mes de setiembre en nuestra provincia el rubro indumentaria –que incluye ropa, calzado, accesorios para vestir, etcétera– presenta, con 2,7%, el aumento más notable respecto al mes anterior.

    Otro incremento importante lo exhibe esparcimiento, con el 1,6%; en tanto que las variaciones de los demás capítulos no llegarían a un dígito. Por otra parte, el rubro correspondiente a transporte y comunicaciones –que comprende transporte público, adquisición, funcionamiento y mantenimiento de vehículos, correo y teléfono– mantiene sus valores estables, sin fluctuaciones.

    El IPC es un indicador económico que mide la evolución de los precios de un conjunto de bienes y servicios en el transcurso del tiempo y representa el consumo de una población determinada. Es decir, es un indicador que permite establecer la inflación y es también un insumo para el cálculo de la Canasta Básica Alimentaria, que, a su vez, se utiliza para el cálculo de la línea pobreza.

    EN EL PAÍS. El IPC nacional registró un alza de 0,9 por ciento en setiembre, debido a subas en indumentarias, alimentos y bebidas, informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).