access_time 20:51
|
12 de mayo de 2017
|
Ley despareja

Vacío legal: los inflables alquilados por particulares no están regulados

<p>Los peloteros o salones de fiestas para cumplea&ntilde;os son controlados por cada municipio. Exigen que haya &quot;ley pareja&quot;.</p>

Es frecuente que los padres celebren los cumpleaños de los niños en salones privados o peloteros y también, son muchos los que deciden alquilar un inflable e instalarlo en el patio de su casa. Ante esta situación uno se pregunta ¿quién regula esos inflables? Funcionarios de Fiscalización y Control de municipios del Gran Mendoza aseguraron a que existe un vacío legal, no hay regulación efectiva.

Si ocurre un accidente como el del fin de semana pasado en España donde murió una niña de 6 años al caer al vacío cuando el castillo inflable en el que jugaba se desinfló ¿quién responde?

Los padres son los responsables de lo que ocurra con los menores ya que ellos son los que adquirieron el juego.

Vacío legal: una materia pendiente de los municipios

Hoy la comodidad de celebrar el cumpleaños de los chicos en un pelotero y no en la casa es una gran alternativa que, para muchos, resulta una solución por problemas de espacios físicos. Sin embargo, muchos otros, deciden realizar la fiesta en sus viviendas y alquilan un inflable para que los chicos no se aburran. Ante esta segunda opción, los únicos responsables son los padres, existe un vacío legal.

La mayoría de los responsables del área de Control y Fiscalización del Gran Mendoza aseguraron que es lamentable pero al no existir una ordenanza no es posible hacer los controles pertinentes en los inflables que se alquilan y luego se instalan en los hogares.

“Acá es necesario diferenciar lo que son los peloteros o salones de fiestas para cumpleaños infantiles y, los negocios de alquiler de inflables para fiestas. Los primeros son controlados y regulados dentro de la ley provincial 7656, que tiene vigencia desde el 2017.

Todos los salones que estén dentro del rubro entretenimiento y esparcimiento deberán cumplir ciertos requisitos exigidos por la ordenanza”, aseguró Javier Masso, Director de Industria, Comercio e Inspección General de Guaymallén, departamento que cuenta con 49 negocios acreditados.

En tanto, los comercios que alquilan inflables no tienen regulación, es decir, no hay modo de controlarlos. “Mientras no exista una ordenanza no pueden ser regulados. Sí se los controla como comercios pero no se les exigen las mismas normas que a los peloteros. La responsabilidad de lo que ocurra con los menores que usen los aparatos será de los padres o de quienes hayan alquilado los inflables”, comentó el funcionario.

Es normal ver en las calles mendocinas inflables con niños divirtiéndose sin adultos cerca

Respecto a las exigencias que deben cumplir los peloteros o salones de fiestas infantiles, Natalio Derinovsky, director de Fiscalización de Godoy Cruz, donde existen habilitados sólo 9 espacios para cumpleaños señaló: “Según la ordenanza 5172 que se reglamenta a través del Departamento de Higiene y Seguridad que depende de esta dirección se exige funcionar en un edificio antisísmico y contar con memoria técnica de sistema contra incendios aprobada por Bomberos de la provincia; además debe contar con personal idóneo y capacitado, póliza de responsabilidad civil, contrato de servicio de emergencias médicas, libreta sanitaria, entre otras exigencias”.

Además, el funcionario recalcó que para los juegos también hay requisitos especiales como que deben carecer de ángulos, aristas, bordes, astillas y todo aquello que pueda dañar a los menores. Las dimensiones deben ser adecuadas a las edades de los chicos y los inflables siempre tienen que estar sujetos sobre el piso, apoyados sobre bases blandas como colchonetas.

Los controles que realiza el municipio se realizan dos veces al año, en caso de no cumplir con los requisitos exigidos se labra multa y se procede a la clausura del local.

 

Peloteros Vs Inflables

Frente a esta falta de controles, los dueños de establecimientos para esparcimiento refirieron su desventaja respecto a los que están en forma “ilegal” asegurando que no es justo porque no sólo los perjudica en su negocio sino que no pagan los mismos impuestos que ellos.

“Como madre no recomendaría a un padre que contrate esos servicios ya que no proporcionan ningún tipo de seguridad a los chicos”, aseguró la dueña de uno de los peloteros que primero se instaló en Mendoza.

Por su parte, Fernanda, de un pelotero que funciona en la Cuarta Sección dijo: “El sacrificio que nosotros hacemos para manterner el local es mucho y necesitamos que la ley sea pareja para todos. Muchas veces he llevado a mi hijo a un cumpleaños y me he encontrado con estos tipos de inflables en la puerta de la casa y ante eso es difícil decidir si dejarlo o llevarlo. Nadie regula nada y el riesgo es mucho”.

 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.