access_time 08:49
|
30 de diciembre de 2019
|
|
Poco ético

Va a la cárcel por engañar y editar genes humanos

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1577706446335cientifico%20chino%20c%C3%A1rcel.jpg

Un científico chino fue condenado por modificar la genética de embriones humanos para que obtengan resistencia a diversas enfermedades.

El año pasado, un científico chino formado en la Universidad de Stanford sorprendió al mundo al revelar que había creado los primeros bebés editados genéticamente usando la herramienta CRISPR/Cas9.

Tras los polémicos procedimientos, que causaron revuelo en la comunidad científica internacional, He Jiankui y dos de sus asociados han sido sentenciados a tres años de prisión después de un juicio secreto en China.

El equipo fue condenado por "práctica médica ilegal" por realizar la edición genética de embriones humanos "con propósitos reproductivos", según confirma la Agencia de Noticias Xinhua de China.

El científico deberá pagar una multa de 3 millones de yuanes (USD$ 429.000) y se le prohibirá la medicina reproductiva de por vida. Sus compañeros de trabajo, Zhang Renli y Qin Jinzhou, también recibieron penas de prisión de dos años y 18 meses, respectivamente, además de las multas y prohibiciones.

En el documento científico publicado por el equipo había un total de diez autores, pero no está claro si los otros serán penalizados también.

De acuerdo con la sentencia, He Jiankui y sus colegas conspiraron en 2016 para editar el gen CCR5 de una manera que podría hacer a los humanos resistentes al virus del VIH. El equipo ayudó con la reproducción para "múltiples parejas de personas infectadas con el VIH", según Xinhua. Después de editar los embriones, los implantaron en dos mujeres, quienes eventualmente dieron a luz a tres bebés con genes editados.

El juicio es la primera vez que las autoridades chinas reconocen la presencia de un tercer bebé editado genéticamente.

El tribunal señaló que la técnica de edición genética no había sido "verificada en cuanto a su seguridad y eficacia", y que He Jiankui y otros falsificaron documentos para convencer a los pacientes y a los médicos de que ayudaran.

Se informó que el equipo le dijo a los pacientes que eran parte de un ensayo de una vacuna contra el SIDA, no de modificaciones genéticas. Poco después de que reveló los ensayos de CRISPR, los expertos lo calificaron como "desmedido" e "inmoral y poco ético". Poco después, las autoridades chinas abrieron una investigación y finalmente lo detuvieron.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.