Se cayó YouTube

access_time 09:37
|
11 de junio de 2018
|
Juego sucio

¿Utilizan las automotrices software para encarecer los repuestos?

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1528719710986PRECIOS%20REPUESTOS%20AUTOMOTRICES%20COVER.jpg

Al menos esa es la acusación que pesa sobre varios fabricantes de automóviles de talla mundial.

Los fabricantes de automóviles, incluidos Renault, Jaguar Land Rover y Peugeot, han aumentado sus ingresos en más de 1.000 millones de dólares en la última década gracias al uso de un sofisticado software de fijación de precios, según las presentaciones de ventas preparadas por el proveedor de software, Accenture, y otros documentos presentados en un juicio.

El software funciona, dijo Accenture a los potenciales clientes, identificando qué piezas de repuesto de la gama de un fabricante los clientes estarían dispuestos a pagar más, cuánto subir los precios y qué precios no deberían subirse.

El último punto incluiría, por ejemplo, los radiadores y las partes de la carrocería que pueden figurar en la cesta de piezas del grupo francés de aseguradoras de automóviles SRA que los mide para el cálculo de la inflación, según un expediente judicial del creador del software, Laurent Boutboul.

Los documentos relacionados con el caso fueron obtenidos por el sitio francés de noticias Mediapart y compartidos con Reuters y EIC, una red europea de agencias de noticias de investigación.

Las presentaciones de los clientes y las demandas judiciales vistas por Reuters cubren el período 2009 a 2015.

Jaguar Land Rover (JLR) reconoció que sigue utilizando el software Partneo, pero Reuters no pudo determinar qué otros fabricantes de automóviles continúan utilizándolo.

Accenture negó que su software fuera injusto o perjudicial para los automovilistas y dijo que su enfoque estaba en aumentar la eficiencia de los clientes.

"Las soluciones de este tipo, que permiten a las empresas evaluar y gestionar sus productos, son habituales en todos los sectores. Ayudan a las empresas a analizar la visibilidad y disponibilidad de las piezas de repuesto", dijo en un comunicado Accenture.

Boutboul reclama 33 millones de euros a Accenture por lo que dice que es un daño a su reputación porque Accenture rompió las normas europeas de competencia.

Él dice que hizo esto usando información no pública tomada de Renault para ayudar a configurar los sistemas de precios que estableció para PSA y potencialmente para otros fabricantes. Su demanda no especificó la información exacta.

El abogado de Boutboul dijo que el hombre no podía comentar los detalles de una acción legal en curso. Accenture dijo que rechazó sus reclamos.

Renault, Jaguar Land Rover (JLR) y Peugeot afirmaron que sus estrategias de precios para las piezas de recambio eran legales, que no se aprovechaban de los propietarios de los coches y se centraban en la eficiencia y en garantizar la disponibilidad para los conductores.

Peugeot dijo en un comunicado que su estrategia de recambios "consiste en ofrecer gamas de recambios que satisfagan las necesidades de todos los clientes, independientemente de su presupuesto, al más alto nivel de fiabilidad y seguridad".

Renault afirma que "se esfuerza por ofrecer a sus clientes una amplia variedad de piezas de recambio de calidad, cuyo precio se calcula sobre la base de parámetros que Renault considera justos y equitativos".  

JLR dijo que utilizó Partneo para "ofrecer consistencia en los precios en toda nuestra gama de piezas de repuesto para asegurarnos de que tenemos un precio adecuado frente a nuestra competencia".

El organismo regulador de la competencia en Francia dijo que había examinado el programa informático y que no veía razón alguna para abrir una investigación antimonopolio completa, sin explicar sus ideas.

Accenture dijo que su software de fijación de precios, llamado Partneo, "no comparte datos confidenciales o sensibles entre clientes".

En las últimas dos décadas, el software de fijación de precios se ha utilizado ampliamente.

Aaron Roth, Profesor Asociado de Informática y Ciencias de la Información de la Universidad de Pensilvania, dijo que el uso de software para tratar de identificar los precios más altos que la gente estaba dispuesta a pagar era simplemente una extensión de una práctica establecida desde hace mucho tiempo entre fabricantes y minoristas.

"Los precios de los productos ya están fijados tratando de maximizar las ganancias", dijo.

En una presentación de 2013 a BMW, Accenture afirmó que su software había permitido, en promedio, aumentar los precios de las piezas en un 15 por ciento.

Pero los aumentos recomendados variaron ampliamente de producto a producto. Accenture recomendó en presentaciones vistas por Reuters a seis clientes, incluyendo PSA, Honda y Volvo, que los precios de muchas piezas de repuesto deberían duplicarse.

En una presentación realizada en octubre de 2013 al fabricante de automóviles Volvo, se dijo que el software había dado lugar a "ganancias anuales" en siete fabricantes de automóviles y camiones por una suma combinada de 415 millones de dólares al año.

Volvo dijo que no utilizó Partneo pero se negó a comentar la presentación. PSA se negó a comentar si había aumentado los precios o en qué medida. Honda no respondió a una solicitud de comentarios.

Accenture dijo en sus presentaciones que Partneo se basa en una "metodología de valoración del valor percibido".

Mientras que los fabricantes a menudo buscan un margen específico en las piezas, el software intenta identificar aquellas piezas por las que los consumidores estarían dispuestos a pagar por encima del margen de beneficio típico.

En una presentación a Mitsubishi, sugirió al fabricante de automóviles japonés que subiera el precio de una insignia de modelo plateada de 14,42 euros a 87,49 euros, un aumento del 507 por ciento. Mitsubishi se negó a comentar si utilizaba el software o si aumentaba sus precios.

El negocio de autopartes ha sido por mucho tiempo altamente rentable, dicen los analistas de la industria.

Mientras que los fabricantes luchan por obtener un margen de beneficio de más del 10 por ciento al vender un vehículo, "el margen bruto de las piezas de repuesto puede llegar hasta el 90 por ciento", dijo Accenture en una presentación para el brazo sudafricano de BMW en 2013.

BMW dijo que decidió no utilizar Partneo, pero se negó a profundizar en el tema.

Aunque el mercado de automóviles nuevos es altamente transparente y competitivo, el mercado de piezas de repuesto es menos líquido y transparente, en parte porque algunos componentes pueden estar protegidos por marcas registradas o patentes, dicen los analistas.

Los fabricantes de automóviles han sido acusados durante mucho tiempo por las aseguradoras y los grupos automovilísticos de Australia y los Estados Unidos de cobrar demasiado por las piezas de recambio.

Partneo se centra principalmente en el aumento de los precios de las piezas en función de su apariencia, pero también tiene una característica que trata de evitar una posible reacción de la aseguradora a los aumentos de precios de ciertos artículos.

El software clasifica los componentes como aquellos "con o sin supervisión de precios de terceros" - precios monitoreados por publicaciones especializadas o aseguradoras - de acuerdo con tres presentaciones de clientes vistas por Reuters.

Por ejemplo, en Francia, la Securite Reparation Automobile (SRA), un grupo respaldado por aseguradoras, mide la inflación de las piezas de automóviles y la publica con la esperanza de que ayude a ejercer una presión a la baja sobre el precio de las piezas.

Según la denuncia de Boutboul, Partneo evitó subir los precios de las piezas específicas cuyo precio es seguido de cerca por la SRA. Accenture se negó a comentar si el software seguía funcionando de esta manera.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.