access_time 18:43
|
6 de diciembre de 2018
|
Polémica

Uso de armas letales: polémica por la capacitación de policías

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1535647107008policia%20ilustra02.jpg

Desde la asociación Xumek criticaron el uso de armas letales sancionado por el Ministerio nacional. Mientras, desde el IUSP defendieron la capacitación a los policías.

Mendoza adherirá al nuevo reglamento dispuesto por el Ministerio de Seguridad de la Nación para el uso de armas letales. La cuestión, que ha generado polémica, también apunta a un factor central: si la policía está preparada para identificar las diferentes situaciones de peligro para reaccionar bajo este protocolo. Por eso, la ong Xumek cuestionó precisamente la capacitación de los agentes y señaló que la medida es inconstitucional. En tanto, desde el Instituto de Seguridad Pública, donde se preparan a los policías para ejercer ante situaciones de conflicto, sostuvieron que el protocolo no se usará para disparar por la espalda. 

A partir de la resolución, las fuerzas de seguridad no necesitan tener que responder a una agresión armada o dar primero la voz de alto para disparar. Incluso pueden disparar contra sospechosos en fuga si consideran que está en peligro la vida de otra persona, de acuerdo con el Reglamento N° 956/18 .

De acuerdo con Lucas Lecour, presidente de Xumek, señaló que "una resolución o decreto no puede modificar una ley, la Constitución ni tratados internacionales", ya que considera que estos cambios van en contra de normativas vigentes y resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas que Argentina ha ratificado.

A través de un documento, desde Xumek hicieron hincapié en que esas leyes obligan a capacitar y formar en diversos aspectos a las fuerzas de seguridad para hacer uso de armas letales. "En los mismos textos se apunta que se trata de casos extremos. Nunca puede prevalecer otro derecho por encima del derecho a la vida", destacó Lecour.

Respecto a la capacitación de los policías, el abogado aseguró que ellos no tienen "capacidad suficiente para discernir cuándo están en una situación de legítima defensa", por lo que deberán enfrentar problemas debido a la desinformación. "Esto va a generar más muertes y más imputaciones por gatillo fácil", advirtió el titular de la ong que trabaja sobre derechos humanos.

Por lo tanto, para la asociación se trata de un problema de ambos lados: "Si es cuestión de matar o que el ladrón escape, preferimos que se escape. Esto es lo contrario. Después de disparar, el policía va a tener problemas porque el reglamento es inconstitucional e inconvenional", finalizó Lecour.

"No es matar por la espalda"

En respuesta, el director del Instituto Universitario de Seguridad Pública de Mendoza (IUSP), Alejandro Antón, señaló que se trata de un protocolo que no va en contra de las leyes vigentes. "Estoy dispuesto a debatir con cualquier persona, tanto para defender la capacitación de los policías como el nuevo reglamento", indicó.

Antón señaló que los cambios siguen las recomendaciones del Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley de la ONU. "El Código Penal establece qué es la legítima defensa y cómo utilizarla. Es mentira que se autoriza a disparar por la espalda. Sólo se puede cuando otra persona está en peligro, por poner un ejemplo extremo, si un tirador va corriendo disparando", apuntó.

El director también criticó las "simplificaciones" que se le realizan al reglamento a la hora de criticarlo. "Ni siquiera es lo mismo hablar de una persecución en ruta que corriendo por la Peatonal. No he recibido a una sola persona que venga a criticar el plan de formación", se quejó Antón.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.