access_time 14:29
|
8 de agosto de 2006
|
COLOMBIA

Uribe asumió su segundo mandato

Antes de su asunción, Álvaro Uribe rezó para que Colombia logre la paz. En el acto participaron mandatarios latinoamericanos y el príncipe de Asturias. El Ejército desactivó un coche-bomba

         colombiano Álvaro Uribe juró ayer por segunda vez como presidente de Colombia. El mandatario abrió ayer la jornada de su investidura para un segundo mandato con un oficio religioso en la parroquia del Divino Niño, un populoso santuario católico en el sureste de Bogotá. Uribe dijo a la prensa que pidió al Divino Niño que “nos dé toda la energía, todo el amor para servir bien a Colombia y que avancemos hacia la paz, hacia la justicia social”. Asimismo, pidió para que el suyo sea “un país que pueda vivir alegre, tranquilo, con prosperidad, con equidad.”


       El presidente confesó el sentido de sus peticiones al salir de la misa en el templo del santuario del Divino Niño, situado en el barrio 20 de Julio y que recibe a miles de visitantes. “Uno es tan pedigüeño y la patria tiene tantas necesidades”, declaró Uribe, disidente del Partido Liberal Colombiano (PLC) que el 28 de mayo obtuvo la reelección inmediata para el período 2006-2010.


       En una invitación a todos sus compatriotas, el gobernante dijo que “pidámosle (al Divino Niño) que nos ayude para que en estos cuatro años que vienen nuestra patria progrese y salga adelante.” Al acto de investidura asistieron los mandatarios de El Salvador, Elías Antonio Saca; Guatemala, Oscar Berger; Honduras, Manuel Zelaya, y Nicaragua, Enrique Bolaños. Pero sin duda, la figura que acaparó todas las miradas fue la del príncipe de Asturias, Felipe de Borbón.


HALLARON EXPLOSIVOS.


       Mientras autoridades de todo el mundo llegaban a la asunción de Uribe, el Ejército colombiano encontró un vehículo cargado con 200 kilos de explosivos a unos 40 kilómetros al sur de Bogotá, los que fueron desactivados. El coche-bomba contaba, además, con “300 metros de cordón detonante y 15 detonadores”, indicó la Agencia de Noticias del Ejército (ANE).


      “El automotor fue abandonado por los terroristas” en Jordán Bajo, una aldea rural, precisó la fuente, que no informó sobre el grupo armado ilegal que pudo haber preparado el vehículo. La agencia militar tampoco indicó si el coche-bomba iba a ser utilizado para un ataque en Bogotá con motivo de la investidura del presidente Uribe.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.