access_time 19:10
|
3 de diciembre de 2009
|
|
SEGUNDO JUICIO POR LA MUERTE DEL JOVEN EN GUAYMALLÉN

Uno de los acusados del caso Manzur dijo que no estuvo en la escena del asesinato

Se trata de Francisco Delaguarda, quien, según el testigo protegido, fue autor del disparo. Para hoy a las 9 está previsto que las partes comiencen los alegatos. Podría haber sentencia.

    Con la declaración de una testigo aportada por la defensa y con el relato de uno de los tres imputados –el más comprometido con el crimen–, Francisco Delaguarda Torres, finalizó ayer la etapa de testigos y hoy comienza la parte final del juicio por la muerte de Emir Manzur, ocurrida en diciembre del 2007. Con las dos declaraciones, la defensa intentó demostrar que el acusado de disparar estaba en su casa al momento del hecho, aunque hubo algunas contradicciones entre las dos testimoniales.

    Así, las distintas partes presentarán sus alegatos en la próxima jornada y se espera que hoy el tribunal de la Segunda Cámara del Crimen dicte sentencia. Si bien la idea del fiscal de Cámara Javier Pascua era comenzar con los alegatos ayer, el debate oral y público se prolongó más de lo previsto y el tribunal decidió pasar a un cuarto intermedio hasta hoy a las 9.

    Sólo dos testigos se sentaron ayer ante el tribunal conformado por los jueces Roberto Yanzón, José Valerio y Exequiel Crivelli. Ambos realizaron relatos un poco confusos, mientras que el imputado intentó demostrar que fue acusado por el testigo protegido porque “me tiene bronca”.

DEFENSA. La primera en ingresar al recinto fue Mónica Arenas, una mujer que vive cerca del lugar donde Manzur fue acribillado y que, supuestamente, vio a Delaguarda en su vivienda justo cuando mataban al joven de 19 años. La mujer, con más contradicciones que certezas, aseguró que salió de su casa cerca de las 15 para dirigirse a la de Delaguarda, donde fue a buscar a su hermana, de nombre Verónica, con la intención de cobrarle por la venta de unas prendas de vestir.

    “Llegué a la casa y me atendió Francisco –por Delaguarda–, que me dijo que Verónica había salido. La esperé dos horas, hasta las 17.15, y todo ese tiempo Francisco estuvo al lado mío. Después llegó Verónica y me dijo que habían matado a un pibe. Luego me pagó y me fui”, aseguró Arenas. Sin embargo, el relato de la mujer evidenció puntos confusos y no pudo responder con certeza algunas preguntas formuladas por el fiscal.

    En este sentido, Pascua la interrogó acerca de por qué no se había presentado antes a declarar, ya que el hermano de una amiga estaba siendo acusado de un delito con el que no tenía nada que ver, según sus dichos. “No lo sé. Nunca me imaginé que podía hacer falta”, concluyó Arenas.

LO QUE ASEGURÓ. Tras un breve cuarto intermedio, la defensa pidió el testimonio de Francisco Delaguarda Torres, quien intentó coincidir con la versión aportada por la mujer. Pero el imputado se contradijo en algunos pasajes del relato, con el nombre de la testigo y los horarios en que llegó y se fue Arenas. Además, no coincidió la hora en la que, supuestamente, se habían enterado del homicidio.

    Es que la testigo afirmó que había sido a las 17.15, cuando estaban los tres, mientras que el acusado lanzó que fue entre las 18.30 y las 19. “Yo estuve toda la tarde en mi casa arreglando la cubierta y la cadena de la moto. A eso de las 18.30 me fui a la feria a trabajar con mi papá.

   No sé quién mató a ese chico”, señaló Delaguarda. El detenido por el crimen del joven de 19 años intentó luego asegurar que el testigo de identidad reservada que lo había acusado como el autor del homicidio ya había tenido problemas con él por una presunta causa sobre abuso se arma y por la cual el hermano de Delaguarda estuvo varios meses preso.

    Por el caso de Manzur, quien estaba en un Peugeot 306 en el barrio Pedro Molina IV de Guaymallén junto a su amigo David Traico y fue herido de muerte, están también en el banquillo Ezequiel Rodríguez Torres y Víctor Nicolás Ismael Ferreyra (21). El hermano de este último, Lucas Martín Ferreyra, estaba señalado como partícipe pero no es juzgado porque fue asesinado a balazos a mediados de este año en el barrio Lihué. A las 9 de hoy, las partes comenzarán a alegar, y podría haber sentencia.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.