access_time 17:22
|
25 de junio de 2007
|
|
LITIGIO EN EL PEDEMONTO

UNCuyo denunció robo de una bandera

El miércoles 20, la comunidad educativa de la universidad hizo el acto del Día de la Bandera en los terrenos que disputa con Dalvian SA e instaló un mástil que luego fue destruido. Presentación.

    El 20 de junio, la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) realizó un acto en conmemoración del Día de la Bandera en medio de los terrenos que están en litigio con Alfredo Vila, propietario de Dalvian SA. En el evento, las autoridades de la casa de altos estudios erigieron en el lugar una insignia patria con una base de 600 kilos. Pero, horas después, la enseña desapareció. Esa situación derivó en que los abogados de la UNCuyo presentaran una denuncia penal en la Secretaría B del Juzgado Federal Nº1, a cargo de Walter Bento.
    “Ese hecho no sólo afecta a la propiedad de la casa de estudios y a sus instalaciones, sino que, en sí mismo, constituye un agravio a un símbolo patrio como es la bandera nacional”, indicaron desde la universidad. También sostuvieron que los asesores letrados solicitaron a la Justicia federal que se averigüe todo lo que sucedió respecto de la desaparición de la bandera y dónde fue a parar el símbolo patrio porque, hasta el momento, los miembros del Consejo Superior de la institución no han recibido noticias sobre el lugar en el que puede estar escondida la bandera.
MASIVA CONVOCATORIA. El acto, en el cual participaron alrededor de 4.000 personas, se realizó el miércoles en el terreno que está en disputa desde hace más de veinte años entre el empresario y la universidad. Cerca del mediodía,María Victoria Gómez de Erice, rectora de la UNCuyo inauguró un monumento a la bandera, con una base de 600 kilos y un mástil. A la noche, un anónimo llamó al campo de deportes de la universidad –ubicado a la par de las tierras en litigio– e indicó que había un grupo de personas que golpeaba con elementos pesados el mástil y dañaba la enseña que horas antes se había colocado luego de una emotiva ovación de alumnos, ex alumnos, profesores y centenares de ciudadanos, quienes habían llegado hasta el lugar en repudio a la acción del dueño de Dalvian SA. Ante la advertencia anónima, las autoridades del campo de deportes concurrieron de manera urgente al sitio para tratar de fotografiar a los delincuentes, pero cuando llegaron ya no quedaba absolutamente nada, ni siquiera el monumento.
    Esto hace sospechar a las autoridades de la UNCuyo sobre la tranquilidad con la que los malvivientes actuaron en el ilícito. Para haber retirado semejante base de cemento habría sido necesaria la participación de varias personas, la utilización de máquinas y algún vehículo de gran tamaño que permitiera haberse llevado todo del lugar sin dejar rastros. “Seguramente, esa denuncia va a quedar en la nada”, vaticinaron desde la universidad, casi resignados a que este nuevo conflicto no se solucione rápidamente.
LA CAUSA. Desde hace más de veinte años,Vila y la UNCuyo están disputando 32 hectáreas que fueron donadas a la casa de estudios por el Estado nacional en el siglo XIX. El empresario pretende adueñarse de las tierras por usurpación, ya que, según argumentó a través de una solicitada publicada en los diarios Uno y Los Andes de ayer, hace 41 años que esos terrenos le pertenecen. En 1981, Alfredo Vila comenzó a reclamar la propiedad de los solares en la Justicia federal, argumentando que llevaba veinte años con posesión del inmueble en forma continua, pública e ininterrumpida.
    “Por supuesto que a esos veinte años hemos tenido que sumar otros veintiuno, que es lo que ha demorado exactamente el juicio que hoy nos ha tocado terminar”, puntualizó en la solicitada, señalando irónicamente, que la Justicia ya ha resuelto a su favor, aunque no sea así.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.