Las tasas de los plazos fijos en pesos que ofrecen los bancos a 30 días vienen recortando posiciones en los últimos días, más allá de que las expectativas inflacionarias aún se mantienen elevadas en torno al 55% a fin de año.

En el caso de los depósitos a plazo fijo a 30 días, por montos de hasta $100.000, la baja es mayor: hace un mes obtenían tasas cercanas al 60% anual, pero ahora esos rendimientos cedieron a menos del 56% anual. La excepción es el Banco Nación, que ha mantenido el retorno en el 64% anual.

Estas son las tasas a 30 días que ofrecen los bancos tanto para clientes, como para no clientes, por montos de hasta $100.000: