Este 2020 sin dudas ha sido un año bisagra para el desarrollo y uso de herramientas virtuales. Desde el boom de las comunicaciones a través de skype o zoom o las aplicaciones para realizar teletrabajo, la pandemia ha modificado la forma de relacionarnos. Y también ha sido el año de la explosión de las apps para pagar a distancia o de manera virtual.

El pago electrónico mediante el uso de un código QR o de plataformas de billeteras virtuales tienen múltiples beneficios en el marco de la pandemia: se evita el contacto físico con el vendedor o con los billetes. Además permite el pago de servicios, la recarga de la tarjeta SUBE y la posibilidad de sumar descuentos, promociones y beneficios.

El crecimiento en el sector alcanza el 300 por ciento y hay más de ocho millones de billeteras digitales en la Argentina y es un negocio de más de 10 millones de clientes en el país. Hasta el Banco Central lanzó su propio proyecto de transferencias 3.0, que se apoya en estas tecnologías.

Pero como ocurre con los distintas herramientas tecnológicas, es importante tener en cuenta las medidas de seguridad básicas para operar con tranquilidad y evitar que hackeen y vacíen las billeteras virtuales.

Ver también: Se podrá vender y comprar desde el chat de WhatsApp

Medidas de seguridad

Al estar instaladas en los teléfonos, cuentan en la mayoría de los casos de un doble factor de seguridad. Por un lado el bloqueo del celular, ya sea por un patrón o por lector de huella digital. Además las aplicaciones utilizan una segunda medida de seguridad que puede volver a ser la huella digital o un PIN propio. Este segundo factor aumenta significativamente la protección de los datos.

Pagos por QR 

Las operaciones utilizando un código QR son muy seguras y no se conocen denuncias sobre QR´s truchos u desviados a otro destinatario. Al momento de concretar el pago el comprador confirma la operación y muestra al vendedor que se validó la transacción. El vendedor puede chequear el instante que ingresó el dinero en su cuenta.

Qué tener en cuenta a la hora de vender

En las aplicaciones que funcionan con saldo precargado, no existe la posibilidad de que un cliente haga una compra y luego la desconozca. De todos modos, en todas las operaciones se recomienda chequear en el momento si el dinero ingresó en la cuenta del comercio, más allá de que el cliente nos muestre el comprobante de pago en su celular. En el caso del e-commerce, hay que estar atento a operaciones repetidas por un mismo monto. Si se detectan esos movimientos, se recomienda contactar al procesador de pagos para consultar si son adecuadas las operaciones.

 Compras en el exterior

Las aplicaciones detectan los consumos desde el exterior del país y se monitorea el comportamiento y si hay consumos repetidos. Dependiendo del caso, se puede contactar al cliente directamente a través del chat de la App y verificar que es esa persona es la que está haciendo las transacciones.

Ver también: Los pasos para determinar el precio de tu producto

Cómo actuar ante la pérdida o robo

En el caso de pérdida o hurto de la tarjeta prepaga de las aplicaciones billetera virtual, se puede inhabilitar o congelar su uso a través de una opción en la APP. En muchos casos, si se encuentra la tarjeta, se puede volver a habilitar de manera instantánea. Sino, se puede solicitar el envío de un nuevo plástico. En las billeteras virtuales que funcionan con prepago, sin saldo precargado no se puede realizar ninguna operación.

En caso de robo o pérdida del celular, no se va a poder utilizar sin que se conozca el patrón para desbloquear al dispositivo. En caso de poder ingresar al teléfono, resta saber el código de 4 dígitos para poder operar con la billetera virtual. De todos modos, en caso de pérdida del teléfono se recomienda contactarse de manera inmediata con aplicación para desactivar la billetera virtual.