access_time 08:26
|
18 de febrero de 2020
|
|
Crimen en Villa Gesell

Una selfie a pura risa: la foto de los rugbiers tras el crimen

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1582024018820rugbiers%20selfie.jpg

El abogado Fernando Burlando brindó los detalles de una fotografía que se sacaron los jóvenes detenidos, minutos después de la muerte de Fernando Báez Sosa.

La Justicia tiene un nuevo elemento para continuar con la reconstrucción del crimen de Fernando Báez Sosa, ocurrido a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell.

Se trata de una selfie sacada por Blas Cinalli, en la que se ve a cinco de los diez acusados: Máximo Thomsen, Luciano y Lucas Pertossi, Juan Pedro Guarino, y Ayrton Viollaz. Junto a ellos aparece un joven vestido con un buzo azul con el pulgar levantado, que sería quien hasta el momento no fue identificado con nombre y apellido pero que en los chats del grupo fue mencionado como “Pipo”

"Fundamentalmente lo que puedo aclararles es que es una selfie que se sacaron después de 20 minutos de la matanza. Y ahí se puede ver la actitud que tomaron luego del crimen. Tenían tiempo para sacarse selfies", fue la categórica declaración de Fernando Burlando, abogado de la familia de Fernando Báez Sosa.  

La imagen aportada por la querella habría sido sacada el sábado 18 de enero a las 5.11 en la casa que alquilaron en la localidad costera, a menos de media hora del homicidio de Fernando. Pero a los rugbiers se lo ve relajados, sonrientes como cualquier grupo de amigos.

"Tenemos registrados los horarios precisos de las fotos para llevarlo a la fiscalía. Esto fue cuando volvieron a la casa que estaban alquilando. Esa es la imagen de los asesinos. Contentos, sacándose selfies. Es muy difícil excluir a los otros participantes", agregó Burlando.

A partir de los peritajes realizados a los celulares, los investigadores resolvieron que en el chat del que formaban parte los 10 rugbiers, llamado “LosDelboca3”, a las 04.55 de la madrugada Lucas Pertossi escribió: “Estoy cerca de donde está el pibe (Fernando) y están todos a los gritos, está la policía, llamaron a la ambulancia... caducó”.

Diez minutos más tarde fue tomada la selfie en la que aparece parte del grupo y el nuevo sospechoso. La fiscalía sostuvo que intercambiaron las prendas de vestir y acudieron al local de comidas rápida para tener una coartada.

En efecto, a las 05.48, Thomsen mandó al chat una foto desde Mc Donald´s. A las 05.59, Blas Cinalli escribe: “Vengan a la casa. Ya volvimos con Pipo”. Ese sería el mensaje clave para asociar el apodo al sospechoso número 11 que aparece en la foto que se los ve despreocupados.

En tanto, el abogado de la familia de la víctima, Fernando Burlando había manifestado que en las próximas horas se iba a proceder a la imputación del rubier "11", a pesar de que esta información fue desmentida por la justicia. 

Este lunes el fiscal pidió la imputación de de los ocho detenidos como coatures del homicidio agravado. Los otros dos chicos, Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino– siguen siendo considerados partícipes necesarios.

Fuente: Infobae

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.