access_time 07:29
|
11 de febrero de 2019
|

Una medida que era necesaria

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1549634567358pedemonte3.jpg

La decisión del Gobierno que afecta de manera directa a los desarrollos inmobiliarios en el área del piedemonte responde a una necesaria presencia del Estado en una zona que ha tenido una explosión demográfica en los últimos 20 años sin ningún tipo de regulación.
Por supuesto, no se puede responsabilizar a quienes hace años eligieron ese lugar para vivir y para concretar el sueño de una casa propia. La compra y venta de lotes y las construcciones crecieron a una velocidad que ni las gestiones provinciales ni departamentales lograron entender. Y sólo se limitaron a llevar hacia allí los servicios básicos para cumplir con una demanda primaria.
Esta nueva medida implica una pausa con características preventivas. Es hacerle caso a la evidencia científica y entender que, de no organizar y reglamentar cómo y dónde pueden darse los emprendimientos, el impacto ambiental puede ser muy alto.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.