Una Justicia con visión femenina
28/11/2017

Tal vez haya llegado el momento de que la Suprema Corte de la provincia recupere un espacio para la mujer. Que la Justicia de Mendoza pueda tener otro tipo de visión y que no se circunscriba a una mirada que, por más abierta que parezca, siempre termina siendo sesgada. Hasta no hace mucho, ese lugar era ocupado por Aída Kemelmajer. Y no sólo se trataba de tener una mujer en el máximo tribunal. No era una cuestión de cupo: era una jueza que prestigiaba a la Corte. Por ahí debe ir la búsqueda de Alfredo Cornejo si se confirma su proyecto para ampliar el número de integrantes. Mujeres con capacidad y conocimiento jurídico sobran en Mendoza y han hecho méritos suficientes para desempeñarse en un rol tan importante. Se instalará el debate sobre cupo o méritos. Es una discusión que debe trascender ese planteo y entender que es cupo y méritos.