access_time 21:03
|
9 de julio de 2018
|
Fue en el barrio Alto Nazareno

Una joven fue abusada frente a su hermano en Guaymallén

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1531178763379Com09.%20Guayma06.jpg
La denuncia fue recepcionada por la Comisaría Novena de Villa Nueva.

El hecho ocurrió en la madrugada del sábado en Jesús Nazareno. Las víctimas, de 20 y 23 años, salieron a comprar y al volver fueron interceptadas por un sujeto que las obligó a ir a un descampado. Luego, forzó a la chica a practicarle sexo oral y le robó el celular al muchacho. Investigan otro abuso durante una entradera sucedido en Los Corralitos.

Más de medio año pasó desde que un abusador serial que actuaba en Godoy Cruz mantuvo en vilo a investigadores policiales y judiciales. El sospechoso fue detenido a principios de febrero, poniendo fin a la seguidilla de hechos. El modus operandi del agresor consistía en captar a las víctimas, las amenazaba con un arma de fuego para llevarlas a un descampado, vejarlas y, por último, robarles el celular.

En la madrugada del sábado, un hecho de similares características se produjo en Jesús Nazareno, Guaymallén, cuando un sujeto interceptó a dos hermanos –un varón y una mujer– y, a punta de pistola, los llevó a un baldío. Allí obligó a la joven a practicarle sexo oral.

Antes de huir del lugar le robó el teléfono móvil al muchacho. Si bien, en este caso, no se han registrado otros episodios en la zona, los pesquisas guaymallinos están avocados en identificar y detener al sujeto para evitar una situación similar a la que se vivió en el vecino departamento.

Por su parte, los detectives también investigan otro de abuso en un asalto ocurrido en Los Corralitos pero descartan que los hechos estén conectados.

El hecho

Habían pasado algunos minutos de la medianoche del sábado cuando una chica de 20 años salió con su hermano de 23 de su casa del barrio Alto Nazareno y se dirigieron a un quiosco ubicado en las cercanías.

Tras comprar, los jóvenes emprendieron el regreso a su hogar pero, en el camino, fueron sorprendidos por un sujeto que los amenazó con un arma de fuego y los llevó hacia un descampado, en el interior del citado complejo.

Una vez allí, el individuo le dijo a la chica que le practicara sexo oral, apuntándole con el arma, y también le exigió al hermano que se pusiera de espaldas. El joven no hizo caso al pedido del agresor con el objetivo de evitar que agrediera de alguna forma a su hermana. Ante eso, el agresor decidió maniatar a ambos, de acuerdo con la información.

El joven también le habría ofrecido dinero y su celular, pero el sospechoso les dio a entender que no era lo que buscaba. Pese a eso, tras vejar a la chica, y antes de darse a la fuga, terminó por quitarle el aparato (un teléfono Samsung Core 2), detallaron fuentes policiales.

Tras el hecho, las víctimas regresaron a su vivienda y le contaron lo sucedido a su madre, quien llamó a la línea de emergencias 911 para dar aviso de la situación.

Personal policial fue desplazado hasta el lugar pero, al entrevistar a la joven, no pudo dar mayores detalles ya que se encontraba afligida por lo que había vivido. Sí logró aportar que el agresor tenía unos 30 años, vestía ropa oscura y un pañuelo que cubría la mitad de su rostro. También alcanzó a contar que el abusador justificó, de algún modo, lo que estaba haciendo ya que “ella (la víctima) era quien molestaba a un familiar cercano”, por lo que los investigadores no descartan que sea un conocido.

Posteriormente, otras unidades que llegaron de apoyo realizaron un rastrillaje en la zona para intentar dar con el sujeto, mediante las características aportadas, pero el resultado fue negativo. Además, en la barriada no hay cámaras de seguridad del Centro de Operaciones Estratégicas (CEO), por lo que resultaba difícil saber hacia dónde huyó.

En el caso intervino la Oficina Fiscal Nº9 pero el expediente iba a ser derivado a una fiscalía especializada competente.

En Los Corralitos

Fuentes policiales también revelaron a El Sol que dos semanas atrás, en el mismo departamento, se registró otro caso en el que una mujer sufrió abusos durante un asalto.

El hecho tuvo lugar en el distrito de Los Corralitos, en una vivienda de calle Infanta Isabel, a metros de Milagros. En esa oportunidad, las víctimas sufrieron una entradera y, en medio del episodio, los delincuentes se acercaron a una fémina que allí reside y le restregaron sus genitales por el cuerpo, de acuerdo con la reconstrucción.

Además, existen sospechas de que la mujer también fue accedida carnalmente, pero que optó por no relatarles esa situación a los investigadores que trabajaron en la escena.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.