access_time 15:50
|
24 de septiembre de 2006
|
|
RECLAMO DE TRANSPORTISTAS

Una huelga paraliza a Uruguay

El Gobierno acusó a la derecha de buscar desestabilizarlo. Al paro se plegaron 20.000 camioneros y 5.000 taxistas que protestan por la política de transporte y combustible

MONTEVIDEO (EFE). El Gobierno de Uruguay consideró que la paralización de ayer de 20.000 camiones y 5.000 taxis, en protesta por la política de transportes y combustibles, es una maniobra de desestabilización organizada por la derecha política. Esta detención de actividades es el mayor conflicto que afronta la coalición de izquierdas Frente Amplio desde que llegó al poder, hace 19 meses, encabezada por el socialista Tabaré Vázquez.

    El ministro de Ganadería,Agricultura y Pesca, José Mujica, afirmó ayer que detrás de las acciones de los empresarios “hay un operativo político que está pensado en términos generales, se afirma en núcleos de poder importantes y viene operando y utilizando a los gremios”. El ministro, quien fue guerrillero tupamaro y actualmente lidera el Movimiento de Participación Popular (MPP), acusó a la Asociación Rural de contradecir sus principios históricos, ya que “ahora prefiere perjudicar los intereses del gremio con tal de enfrentar al Gobierno”.

MEDIDAS. La semana pasada, el Ejecutivo anunció una suba de 1,20 pesos uruguayos (0,5 dólares) en el precio del litro de gasoil, el combustible que utiliza el transporte, y facilitar una caída del valor de los boletos del servicio de pasajeros. Los transportistas de carga dijeron que comparten la idea de bajar los precios del transporte de pasajeros, pero no al costo de gravar el combustible para las demás actividades.

    El transporte de carga en Uruguay consume 270 millones de litros de gasoil por año. Con el aumento dispuesto por el Gobierno, el sector pasará a subsidiar con un millón de dólares mensuales el precio de los costos del transporte de pasajeros. Al transporte de carga y al servicio de taxis se le sumó también la Asociación Rural y la Federación Rural de Uruguay, las que concentran a la casi totalidad de los productores agrícolas y ganaderos del país, quienes paralizaron sus maquinarias y los camiones y los ubicaron en las principales carreteras en demostración de protesta.

    Los sectores del transporte, además de manifestarse contra el aumento del precio del gasoil, protestan por la eliminación de la exoneración de los aportes patronales a la seguridad social, incluida en la nueva ley tributaria impulsada por el ministro de Economía, Danilo Astori. Una vez vigente dicha ley, tendrán que pagar a la seguridad social 7,5 por ciento más.

    Pese al conflicto, desde el Gobierno se aseguró que se mantiene la decisión de bajar el precio del boleto para los pasajeros de servicios públicos y así beneficiar a los sectores más necesitados. Según el sector de cargas, el primer impacto se apreció en las primeras horas de la madrugada de ayer, al no haber llegado a Montevideo, donde reside la mitad de los 3,2 millones de habitantes de Uruguay, las frutas y verduras del interior del país.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.