access_time 18:34
|
5 de septiembre de 2006
|
|

GODOY CRUZ

Una derrota que mostró puntos por mejorar

La caída del Expreso en Santa Fe puso al desnudo aspectos que deberán ser corregidos para que el equipo de Juan Manuel Llop comience a trepar posiciones en este exigente torneo Apertura.

    No hay forma: por más que se lo proponga o intente, Godoy Cruz sigue de capa caída. Ya suma dos empates y dos derrotas en su incursión en Primera, y todavía no logra quedarse con una victoria. Encima, aún no se amiga con el arco contrario y la sequía de gol pasó a ser una carga bastante pesada. Son dos puntos sobre 12 posibles (tres goles en contra y ninguno a favor). Eso sí: aún adeuda un partido ante Arsenal de Sarandí.

    No hay que dramatizar, pero sí hay que preocuparse. En la previa, un empate en Santa Fe ante Colón no era mal resultado y más si a esto se suma que el rival también necesita adquirir puntos. Pero las circunstancias del juego llevaron a un pobre desempeño del Expreso. Se perdieron más que tres puntos. Se escaparon aquellas escasas insinuaciones tácticas y de juego que había mostrado Godoy Cruz en su corto recorrido en el fútbol grande. Todos son partidos aparte y ante el Sabalero, como bien admitió su entrenador Juan Manuel Llop, definitivamente no se jugó bien.

    Después de las duchas, todos argumentaron falta de concentración. Con dos pelotas detenidas, al Bodeguero lo sepultaron. Pero esas ya son excusas que no deben escucharse. Una buena autocrítica hace a un buen equipo y por momentos parece que nada de esto sucede en el interior tombino. Ojo, resalta la preocupación en los rostros de los jugadores que no son indiferentes a una realidad que pasó a ser preocupante. Esta bien que El Chocho siga pidiendo paciencia, pero sí sería oportuno admitir que Franco Mendoza no está cumpliendo con su función: el gol; y que José Cárdenas es paso obligado de los embates rivales. Son dos refuerzos pedidos por Llop que hasta ahora han cometido más fallas que aciertos.

    En el partido, Colón no fue un relojito, pero plasmó en la cancha lo que quería. Dos carrileros veloces, dos volantes de contención sincronizados a la perfección. Adelante, una dupla que complicó con su peso físico y su experiencia. Todos acompañados por un iluminado y práctico Diego Armando… Barrado, para no exagerar. ¿Del otro lado? Nada. Enzo Pérez subía como es costumbre, pero aceleraba cuando El Gallo metía la pausa y frenaba cuando Duarte se apresuraba.

    El Pipa Villar hacía su juego pero desentonaba mucho con la ingenuidad de su compañero de carril, El Chango Cárdenas. Párrafo aparte merece el lateral izquierdo. Asistió a todos menos a sus compañeros (incluso a plateístas), siempre le sobraron las jugadas y, como si fuera poco, cometió la falta que devino en el segundo gol local. De paso, dejó a su equipo con diez faltando un tiempo por disputarse. Otro que desentonó y a quien no se lo ve en su máximo nivel es Mariano Torresi. El Cali otra vez jugó un pobre partido. Responsable de las pelotas paradas, de los córners, no logró precisión. Y los tiros libres tampoco fueron un acierto.

    Torresi, por momentos, camina la cancha y se lo ve disgustado con el pobre momento del Expreso. Los centrales hacen lo posible para controlar las situaciones de peligro. Es Juan Manuel Herbella quien a veces debe cumplir la función de tiempista relegada por Jossimar Mosquera. Obvia diferencia de velocidades. Y vendría a ser, como Gustavo Bordicio, el paraguayo José Devaca, siendo este más sereno con la pelota en los pies y con un juego aéreo importante.

    Y adelante está el problema desde que comenzó el Apertura. Mauro Poy intenta traer a la memoria viejas épocas de la B Nacional, pero está muy solo. No logra conectarse con su compañero Mendoza y eso complica todo. Una nueva relación necesita tiempo de adaptación, pero tampoco una vida. Recién es el comienzo de 38 finales. Hubo saldo negativo hasta el momento, pero la peor sensación que quedó del duelo ante el Sabalero es lo inferior que fue el Tomba. Lo único que se espera es que haya sido una mala pasada por Santa Fe y que ante Belgrano silencien todo tipo de sanas y preocupadas opiniones con toques, mucho huevo y ambición de gol.

TEMAS:

Deportes

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.