access_time 20:37
|
9 de diciembre de 2006
|
|
LAS HERAS

Una bala le rozó el rostro mientras viajaba en un interno del Grupo Seis

Un hecho, impensado por cualquier persona que se sube a un colectivo dispuesto a volver a su casa luego de un largo día, sucedió en la madrugada de ayer

          Luis Puga, de 51 años, fue rozado por una bala que le produjo un corte en el rostro mientras iba sentado en un interno del Grupo 6. Debió ser trasladado al Hospital Central y fue dado de alta minutos después. Todo comenzó cuando Puga regresaba a su domicilio en micro, como lo hace todos los días. A las 0.40, cuando el transporte llegó a la esquina de Lisandro Moyano y Mathus Hoyos, el hombre estaba prácticamente dormido. Inesperadamente sintió una molestia en el rostro, se tocó y vio que tenía abundante sangre.


         Inmediatamente, el chofer del colectivo detuvo la marcha del vehículo y asistió a Puga, a pesar de los nervios que provocó la extraña situación. Al rato, llegó una ambulancia y el hombre fue trasladado hasta el Hospital Central. En este nosocomio constataron que tenía una herida en el pómulo izquierdo. Este suceso está siendo investigado por personal policial de Las Heras. Hasta ayer no se había podido conocer el lugar desde donde provino el disparo que hirió a Puga, y mucho menos quien pudo haber gatillado el arma.


       Fuentes policiales explicaron que el proyectil podría haber ocasionado daños mayores en el rostro del hombre, como así también en cualquiera de las personas que se encontraban arriba del colectivo. La unidad del Grupo 6 –no se ha conocido cual es el recorrido que hacía–, estaba a pocas cuadras de terminar con el camino habitual, ya que el control está a pocos minutos del lugar.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.