River vence a Fluminense en Brasil
access_time 15:44
|
28 de mayo de 2007
|
|
GODOY CRUZ - VÉLEZ SARSFIELD

Un tropezón que ya se verá si es caída

El Tomba jugó su peor partido del Clausura y fue superado ampliamente por un Fortín que tuvo rendimientos muy altos en Escudero y Zárate, autor de un golazo. Pese a la derrota, el Expreso sigue en zona de promoción, ahora con Chicago.

    En estos tiempos tan acelerados, en los que sólo importa el ahora y lo inmediato, cuando un paso en falso parece ser letal, quizás no todo sea así. Hoy sos el mejor y todos te adoran. Mañana sos el peor y claman por tu cabeza, pasado sos uno más del montón o quizás tenés una nueva chance de alcanzar el estrellato.

    En esta realidad tan cambiante y extremista se encuentra Godoy Cruz. Porque la semana pasada se hablaba de un gran punto conseguido por el Tomba en Mataderos ante Nueva Chicago, un rival directo por el descenso, que lo dejaba dos puntos arriba del Torito y lo mantenía en zona de promoción, y hoy la situación es inversa. Porque Chicago ganó y el Expreso cayó claramente ante Vélez 2 a 0 y quedó abajo de los de Mataderos, aunque todavía zafa de la zona del descenso directo.

    Sin dudas, Godoy Cruz jugó ayer su peor partido del Clausura y fue ampliamente superado por un Fortín que demostró buen juego y sacó a relucir todo el talento de sus individualidades, encabezadas por Mauro Zárate y Damián Escudero. Las ausencias de Poy y Villar se notaron y mucho en el Tomba y la dupla ofensiva Miranda- Arzuaga tuvo un funcionamiento totalmente opuesto al que Llop esperaba.

    El Bodeguero fue un equipo partido entre líneas, que nunca encontró su juego y padeció el talento de los habilidosos chicos de la pandilla de Liniers. Apenas iban 8 minutos y ya Zárate y Escudero hicieron su carta de presentación. Maurito dejó en el camino como conitos a tres jugadores del Tomba y asistió al hijo del Pichi, quien con un suave remate de zurda desde la medialuna colocó el balón lejos de la estirada de Torrico. Por suerte para los locales, la bocha salió acariciando el palo.

   Antes del cuarto de hora ya se notaba la gran diferencia entre los dos equipos. Mientras Vélez llegaba mediante juego asociado, ayudado en el talento de sus hombres, Godoy Cruz tuvo dos situaciones de gol en el primer tiempo y ambas quedaron en pies de sus defensores centrales, aprovechando sendos rebotes. Primero remató desviado Herbella a los 14’ y, a los 20’, Devaca sacó un tirito que no complicó para nada a Peratta. Eso era el Tomba.

    Vallés se desvivía para intentar frenar a Escudero por izquierda y por derecha Zárate se hacía un picnic con Cárdenas. Hasta que a los 36’, los dos talentosos de Vélez pusieron en ventaja al equipo del Bigotón La Volpe. Mauro envió al área un centro venenoso, de esos que duelen, y Escudero sólo tuvo que poner la cabeza para desviar el balón, que salió disparado hacia el ángulo izquierdo del Cóndor Torrico, quien nada pudo hacer. Los de Liniers tuvieron dos claras y concretaron una. El Tomba tuvo dos rebotes y no los supo aprovechar.

    Empezó el complemento y Torrico se tuvo que revolcar para contener un tiro libre de Zárate y, a los 8’, el uno del Expreso le sacó un cabezazo imposible al nueve velezano. Godoy Cruz carecía de juego asociado y no encontraba la pelota. Llop movía las piezas y mandaba a Hernán Buján en remplazo de un apático Torresi, quien no funcionó ni por derecha ni por izquierda, cuando cambió de banda con Pérez.

    Arzuaga tenía dos de cabeza pero el colombiano demostró que continúa en un bajísimo nivel y con la pólvora mojada. Poco pasaba hasta que a los 19’ llegó uno de esos goles que uno nunca se cansará de ver, porque seguramente estará en todos los compactos televisivos de los mejores momentos del 2007. Y su autor no podía ser otro que el menor de los hermanos Zárate.Mauro agarró la pelota en el borde derecho del área, se sacó de encima a Cárdenas con una facilidad notoria, amagó a rematar de derecha e hizo derrapar a Devaca y luego de enganchar, cuando todos pensaban que iba a cruzar el remate, definió de zurda al primer palo.

    Golazo y 2 a 0 lapidario. El Expreso intentó reaccionar pero nada cambió con los ingresos de Figueredo y Ruiz y, además, todo se agravó con la expulsión de Miranda a los 38’. Fue una caída clara de Godoy Cruz, que tuvo un partido para el olvido. El único consuelo es que continúa en zona de promoción y que sigue en esta dura tarea de permanecer en Primera, sabiendo que ni la semana pasada era el Milan campeón de la Champions ni ahora es un equipo de barrio. Ahora se viene River y otra vez se verá si el Tomba es buenísimo, malísimo o más o menos.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.