access_time 21:38
|
11 de junio de 2019
|
Tribunales

Un policía fue condenado por violencia de género y lo expulsaron de la fuerza

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1534891666114portada%20Matias%20Amicone.jpg
Matías Amicone lleva poco más de un año alojado en un penal provincial.

Se trata de Matías Amicone (39), quien era oficial ayudante en la fuerza. Había sido detenido el año pasado en Las Heras tras agredir y amenazar a su ex. El lunes reconoció los delitos que se le reprochaban en un juicio abreviado final en el que la defensa y el fiscal acordaron una pena de 3 años de prisión. Sus antecedentes y la chance de quedar libre en poco tiempo.

A principios del 2018, Matías Maximiliano Amicone Toro (39), quien en ese entonces era oficial ayudante de la Policía de Mendoza, fue detenido tras protagonizar un hecho de violencia de género contra su ex pareja, también integrante de la fuerza, en su casa de Las Heras.

Pese a que en un principio se le imputó una tentativa de femicidio, durante el desarrollo de la instrucción, a cargo del fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello, se modificó la calificación por otra que arriesgaba una pena menor. El lunes, el ex policía, quien ya fue cesanteado de la fuerza, fue condenado en un juicio abreviado final.

En realidad, se había programado un debate oral y público en el que Amicone Toro iba a tener que sentarse en el banquillo de los acusados. Pero, previo al comienzo de la primera audiencia, la defensa acordó con el fiscal resolver la situación en un abreviado y así evitar el proceso.

De ese modo, el expulsado efectivo debió reconocer los delitos que se le reprochaban: amenazas agravadas, lesiones leves calificadas por mediar violencia de género y coacciones agravadas por el uso de arma (esta última por un hecho anterior).

Así las cosas, con el aval del conjuez Mauricio Juan, quien iba a liderar el debate, se estableció una pena de tres años de prisión efectiva para Amicone Toro.

Por ahora, el hallado agresor continuará tras las rejas. No obstante, a futuro podría tener la posibilidad de recuperar la libertad, en caso de que así lo decida la Justicia. Esto porque la defensa apeló la prisión preventiva que aún rige sobre su cliente, debido a que aún la sentencia no está firme. La misma dependerá de una serie de informes que se están esperando, indicaron fuentes judiciales.

Una cena violenta

Corrían mediados de abril cuando Amicano Toro invitó a una colega con quien mantenía una relación sentimental a compartir una cena en su casa de calle Eva Duarte de Perón, en Las Heras.

De la investigación surge que los constantes episodios violentos por parte del hombre habían provocado una ruptura en la pareja, por lo que la cita tenía como objetivo una reconciliación.

No obstante, en medio de la noche, una serie de mensajes de WhatsApp que llegaron al celular de la mujer despertaron la ira de Amicone Toro y se inició una fuerte discusión entre ambos.

Debido a la agresiva actitud del hombre, la mujer llamó a la línea de emergencias 911. Acto seguido, tomó el arma reglamentaria de su ex pareja, sin que él lo advirtiera, y le quitó el cargador. Luego, este terminó por tomar la pistola, con claras intenciones de usarla contra su ex.

Aquí es donde se produjeron contradicciones en el expediente. Esto porque, en un principio, se creía que el efectivo había colocado la punta de su 9 milímetros en la cabeza de la mujer y gatillado en varias oportunidades, no logrando su objetivo de acabar con la vida de la mujer porque esta le había retirado el cargador al arma.

Por esa razón, Pirrello le había imputado la tentativa de femicidio en calidad de delito imposible, ya que entendía que Amicone Toro había tenido la intención de matar pero se vio imposibilitado porque el arma no tenía el cargador en su lugar.

Sin embargo, el análisis de las declaraciones y otros avances en la causa permitieron constatar que el hombre jamás gatilló el arma y sólo amenazó a su ex, y cambiar a la calificación por la que Amicone Toro fue condenado el lunes.

Continuando con la reconstrucción del hecho que reconoció el ex policía, la mujer se retiró de la casa del hombre y se dirigió a una oficina fiscal, donde radicó la denuncia correspondiente.

Allí también relató otro hecho que había sufrido en marzo, en el que Amicone Toro la tiró a la fuerza sobre una cama, apoyó el arma reglamentaria sobre el colchón y efectuó un disparo, para asustar a su entonces pareja. Por ese hecho sumó la acusación por coacciones agravadas, que fue acumulada al expediente.

Investigación interna y antecedentes

La detención de Amicone Toro motivó una pesquisa paralela en la Inspección General de Seguridad (IGS), la misma concluyó antes que la causa judicial, ya que en octubre del año pasado se decidió la cesantía del oficial ayudante, es decir, quedó definitivamente expulsado.

Ahora que el ex efectivo policial fue condenado por la Justicia Penal, pasará a estar exonerado de la Policía de Mendoza, explicaron las fuentes.

Amicone Toro ya había tenido hechos anteriores por los que se había visto en peligro su ahora terminada carrera en la fuerza. Pesquisas que trabajaron en casos que lo salpicaron detallaron que se trataba de “una persona problemática”.

Concretamente, fueron dos episodios ocurridos en el 2014 por los que Amicone Toro quedó en la mira de la Justicia y de la IGS.

El primero tuvo lugar el 29 de marzo de ese año, cuando se encontraba fuera de servicio y circulaba a bordo de un Ford Falcon por la ruta 7, a la altura de Luján.

Al llegar al kilómetro 1.090, el efectivo colisionó contra una Kawasaki Ninja 1000cc, cuyo conductor, identificado como Juan Rodríguez (35), pereció en el acto.

Por ese accidente vial lo imputaron por homicidio culposo.

Meses después provocó disturbios en un local del Mendoza Plaza Shopping, donde trabajaba una pareja que tenía entonces. Según fuentes policiales, violó una restricción de acercamiento que se le había impuesto por agresiones previas a la joven. Además, la atacó en pleno centro comercial con el gas pimienta provisto por la policía.

Pese a eso, en su momento sólo recibió una suspensión y se lo sancionó pero continuó ejerciendo en la fuerza hasta que fue detenido el año pasado.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.