access_time 13:36
|
19 de diciembre de 2006
|
|
CONFLICTO EN ORIENTE MEDIO

Un palestino muerto a pesar de la tregua

Pese al alto el fuego declarado por Hamas y Al Fatah, hubo también cruces armados y trece secuestros. El presidente palestino insiste en celebrar anticipadamente los comicios

           Un palestino murió y otros 13 fueron secuestrados ayer en la Franja de Gaza, pese al alto el fuego declarado por Hamas y Al Fatah, en tanto el presidente palestino,Mahmud Abbas, insistió en su plan para celebrar comicios anticipados. Según el relato de testigos, un grupo de milicianos de Hamas abrió fuego en el campo de refugiados de Jabaliya, en el norte de la Franja de Gaza, contra partidarios de Al Fatah que protestaban por el secuestro de miembros de su partido, que lidera el presidente Mahmud Abbas, informó la agencia alemana DPA.


         A consecuencia de los disparos, un miembro de Al Fatah murió y otros tres resultaron heridos. En la misma zona se produjo el secuestro de militantes de las dos organizaciones, entre ellos, el ex ministro de Al Fatah Sofian Abu Zaida y el dirigente de Hamas Abu Arafat Dib. Estos episodios ponían en jaque la tregua, vigente desde la medianoche, que regía en la Franja de Gaza y Cisjordania entre ambos partidos, un día después de que los choques más violentos en semanas pusieran a los palestinos más cerca que nunca de una guerra civil.


         En medio de la endeble tregua, Abbas recibió el apoyo a sus planes electorales del primer ministro británico, Tony Blair, quien, de visita en Ramala, pidió a la comunidad internacional respaldar al mandatario palestino y redoblar sus esfuerzos para relanzar el proceso de paz entre palestinos e israelíes.


INTENSIDAD.


        En conferencia de prensa conjunta con Blair, el presidente palestino calificó de “grave crisis interna” la disputa entre Al Fatah y Hamas, al tiempo que pidió un mayor esfuerzo internacional para resolver el conflicto palestino-israelí y se declaró listo para reunirse con el primer ministro israelí, Ehud Olmert. Abbas apuesta a que el relanzamiento del proceso de paz con Israel haga que los palestinos lo apoyen en su disputa con Hamas, el movimiento islamista que domina el Gobierno y el Parlamento gracias a su triunfo en elecciones en enero, según analistas. Abbas fue electo presidente en otros comicios el año pasado.



       “Convoqué a elecciones presidenciales y parlamentarias anticipadas para que la gente pueda decidir sobre un programa aceptable para preservar sus intereses nacionales y poner fin al sitio y la crisis”, señaló Abbas, de 71 años. Pero el mandatario agregó que todavía está abierta la puerta para formar un gobierno de unidad de Hamas, siempre y cuando el movimiento islamista acepte reconocer a Israel y renunciar a la violencia, tal como exige la comunidad internacional. Pero el vocero de Hamas, Ismail Radwan, dijo que la insistencia de Abbas en adelantar las elecciones constituye “un golpe contra la soberanía y la democracia”, y reiteró que el movimiento islamista boicoterá los comicios.


        Meses de disputa y violencia política entre Al Fatah y Hamas degeneraron la semana pasada en una mortal ola de enfrentamientos que alcanzó su pico máximo a partir del sábado, luego de que Abbas hiciera un llamado a elecciones anticipadas, lo que Hamas consideró una medida golpista equivalente a declarar una guerra civil. Tres personas murieron ayer en enfrentamientos entre Hamas y Al Fatah, en Gaza, en tanto milicianos lanzaron proyectiles de mortero contra las oficinas de Abbas y hombres armados dispararon contra el convoy del canciller palestino.


        La espiral de violencia desatada la semana pasada pareció disminuir significativamente en los enfrentamientos armados, tras la tregua alcanzada ayer entre Hamas y Al Fatah. Milicianos de Hamas también se balearon con guardaespaldas de Abbas cerca de la casa del presidente, en Gaza, en la madrugada, y un joven resultó herido en los choques, pero no hubo informes de grandes enfrentamientos ni de otras víctimas, informó la agencia de noticias DPA. Las tensiones comenzaron en marzo, cuando Hamas asumió el gobierno con Haniyeh como primer ministro, tras ganar las elecciones dos meses antes y después de 40 años de monopolio del poder de parte de Al Fatah, el partido que lideraba el fallecido Yasser Arafat.


      La situación se agravó con una aguda crisis financiera, cuando los donantes internacionales interrumpieron el envío de ayuda al Gobierno palestino por la negativa de Hamas a reconocer a Israel y a renunciar a la violencia.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.