access_time 12:46
|
5 de diciembre de 2006
|
|

Un nuevo escenario político en Venezuela

La especialista asegura que, más allá de quien haya sido el ganador en las elecciones, lo fundamental es el ejemplo de civismo de los venezolanos, pese a los anuncios de disturbios

        Venezuela, escenario en el pasado de tantos episodios violentos, demostró madurez política en las elecciones del domingo, celebradas en un clima de paz, que selló el rápido reconocimiento de la derrota por el candidato opositor. "Reconocemos que hoy (por el domingo) nos vencieron", dijo Manuel Rosales, el gobernador del rico Estado petrolero de Zulia, quien en tres meses de campaña consiguió convertirse en un rival de peso frente al presidente Hugo Chávez.



       Estas simples palabras del abanderado de más de 40 partidos de la oposición desactivaron cualquier iniciativa que podría haber sembrado caos y violencia en las calles de Caracas y otras ciudades del país. Rosales reconoció la victoria de Chávez nada más concluir la intervención del presidente reelecto, quien proclamó su triunfo desde el balcón del Palacio de Miraflores ante la multitud que lo aclamaba. En la sede de su comando de campaña, Manuel Rosales se dirigió a sus seguidores para asegurarles que seguirá luchando por las ideas en las que cree, lo que llama democracia social, y por el bien de los venezolanos, pero concedió que fue vencido.



        Este reconocimiento de derrota recuerda otro, distinto, que pronunció hace 15 años el hombre al que ahora los venezolanos han otorgado un nuevo mandato presidencial. En febrero de 1992, Hugo Chávez, entonces teniente coronel, encabezó una fallida intentona golpista contra el presidente Carlos Andrés Pérez. Fracasado el golpe, Chávez hizo una aparición en televisión para asumir la responsabilidad y pedir a los sublevados deponer la acción que dio por concluida "por ahora": esas palabras convirtieron al militar, entonces desconocido, en líder popular.



        Unos días antes de los comicios de este domingo, Chávez, al recordar aquellos hechos, afirmó que sólo un "hombre auténtico", alguien que reconoce sus errores y que no miente puede ser presidente de Venezuela, en alusión a la personalidad de Rosales.



ACEPTAR LA DERROTA.


      En la noche del domingo, tras el boletín preliminar del Consejo Nacional Electoral (CNE) que le daba el triunfo a Chávez, el candidato de la oposición manifestó que él no le iba a mentir al pueblo de Venezuela y reconoció que había sido derrotado, en medio de gritos de partidarios suyos que indicaban fraude. En opinión de los observadores, Rosales escuchó ayer en la noche las voces de quienes le aconsejaban no entrar en una espiral de denuncias, ya que podía desembocar en enfrentamientos en la calle

TEMAS:

Opinión

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.