access_time 16:00
|
13 de marzo de 2007
|
|
VIOLENCIA

¿Un nuevo caso de impunidad?

Rafael Di Zeo, jefe de la barra brava de Boca, pidió ante la Justicia que se lo exima de ir a prisión por los incidentes registrados en 1999 en un amistoso ante Chacarita.

    El sindicado jefe de la barra brava de Boca Juniors, Rafael Di Zeo, con orden de detención por hechos de violencia, a través de sus abogados, pidió al tribunal oral que dictó la medida que lo exima de ir a prisión. Su hermano, Fernando Di Zeo, también condenado y con orden de captura, presentó por su parte un recurso de queja ante la Corte Suprema de la Nación para que se suspenda la medida dictada el viernes por el Tribunal Oral en lo Criminal Nº6 (TOC6).

    Pero en este último caso, el tribunal no hizo lugar al planteo y podría ocurrir lo mismo con la solicitud de eximición de prisión presentada ayer por Rafael Di Zeo, quien estaría analizando presentarse ante la Justicia.

    La misma suerte de Fernando Di Zeo correrían los pedidos efectuados por los barrabravas Diego Rodríguez y Fabián Kruger, también pertenecientes a La 12 boquense, ya que el fiscal Diego Nicholson se opuso ayer a la concesión del beneficio, al sostener que la condena a estos se encuentra firme tras el fallo de la Cámara Nacional de Casación Penal.

    A través de Marcelo Rochetti su abogado, Rafael Di Zeo, condenado a cuatro años y tres meses de prisión, pidió el beneficio para poder seguir sometiéndose a la Justicia sin el riesgo de perder la libertad ambulatoria. El TOC6 ordenó las capturas de los hermanos Di Zeo y de otros cuatro hinchas caracterizados el viernes, luego de que la Sala III de la Cámara Nacional de Casación rechazó un recurso extraordinario de cumplimiento efectivo por el delito de “coacción agravada por el uso de armas”.

    El hecho que originó la causa penal se registró en la mañana del 3 de marzo de 1999 durante un partido amistoso entre Boca y Chacarita, jugado en el estadio xeneize. En aquella ocasión, miembros de la barra brava boquense agredieron y amenazaron a hinchas de Chacarita que se habían ubicado en la tribuna baja de la cancha.

    José Monteleone, abogado de Fernando Di Zeo, pidió a la Corte que se dicte un nuevo fallo que absuelva de culpa y cargo a su asistido, porque, según expuso, los fallos del TOC6 y de la Sala III de la Cámara de Casación son arbitrarios. Monteleone afirmó que, durante el debate oral, se violó la garantía del debido proceso y el derecho de defensa en juicio y que uno de los jueces del tribunal tenía enemistad manifiesta con los procesados, porque su hijo había sido robado por hinchas de Boca.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.