access_time 16:53
|
10 de enero de 2007
|
|
fatalidad

Un muerto y un desaparecido en el río Mendoza

Un turista de EEUU que hacía rafting en la zona de Potrerillos cayó al agua y perdió la vida. En tanto, un joven que se bañaba cerca de Álvarez Condarco, fue arrastrado por la correntada.

   La jornada estival de ayer tuvo momentos trágicos a lo largo del recorrido del río Mendoza, cuando, en dos hechos, un hombre murió mientras realizaba rafting y un joven fue llevado por la correntada. Este último fue buscado hasta ayer a las 22, sin novedades. El primero de los accidentes sucedió cerca de las 19, a la altura del kilómetro 1.103 de la ruta 7, cuando un grupo que estaba recorriendo el río Mendoza en un gomón sufrió el vuelco el bote.

    Seis turistas más un instructor fueron quienes terminaron dentro de las caudalosas aguas de montaña y, en esta situación, fue que un norteamericano, Boris Louis Labrador, de 47 años, perdió la vida. Según los primeros datos aportados por testigos del hecho, el extranjero no habría fallecido ahogado, sino que un shock cardíaco le habría provocado la muerte.

   Esto, a causa de la desespera- ción de caer al agua. Labrador fue llevado hasta la orilla del río, donde el instructor de rafting le practicó masajes cardíacos, pero no pudo salvarlo. Río abajo y casi una hora antes del hecho ocurrido cerca de Potrerillos,un grupo de jóvenes que se refrescaba en inmediaciones a la planta potabilizadora de Álvarez Condarco fue arrastrado por una fuerte correntada. Algunos testimonios indicaban que los chicos estaban a la salida de una boca de desagüe,

   señalizada como peligrosa. Tres amigos que trataban de paliar el sofocante calor de ayer se vieron envueltos por un torrente y uno de los jóvenes no pudo ser sacado del agua. La víctima de este hecho fue identificada como Hernán Escoda, de 20 años, quien hasta ayer a las 22 no fue encontrado por bomberos, policías y personal de Defensa Civil, quienes se dispusieron para el operativo.

    El helicóptero policial también se sumó a las tareas de salvataje, pero la falta de luz solar impidió que continuara la búsqueda de Escoda. Hoy, en las primeras horas, está previsto restablecer los patrullajes para intentar dar con el joven. Algunos relatos de testigos del accidente especularon con que el caudal del río aumentó y que esto puede haber sido provocado por el personal que administra el recurso hídrico. Otras versiones indicaron que el grupo de amigos estaba bañándose en un lugar prohibido.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.