access_time 11:33
|
4 de mayo de 2007
|
|
DRAMÁTICO TESTIMONIO

Un joven peluquero confesó ser autor del triple crimen de Cipolletti

El homicida habló con un cura y luego dio su versión a la policía. Reveló que acribilló a las tres jóvenes del laboratorio, hace cinco años. Por este hecho ya fue condenado otro hombre

CIPOLLETTI (TÉLAM). Un joven peluquero de 25 años quedó detenido ayer al confesar ante un cura y después ante la Policía ser el autor del triple crimen del laboratorio ocurrido hace cinco años en Cipolletti, por el que fue condenado un lavacoches, y del asesinato de la kinesióloga Diana Del Frari. Ambos casos conmocionaron a la comunidad de Cipolletti, que ya venía sacudida desde 1997 por otro triple crimen: el de las hermanas mochileras María Emilia y Paula González y su amiga Verónica Villar.

    La confesión de este joven peluquero se produjo en horas de la mañana de ayer ante un cura, quien, al escuchar la gravedad de la situación, le propuso ir juntos a la Comisaría Cuarta de Cipolletti, donde repitió los términos de su autoincriminación. Los efectivos lo detuvieron y lo trasladaron a General Roca para dejarlo a disposición del juez penal Juan Torres, quien ordenó de inmediato una pericia psiquiátrica. Fuentes policiales indicaron que el joven fue identificado como Sebastián Ballesi, residente en calle Perito Moreno al 100 de Cipolletti.

    El abogado José Jerez, querellante en el triple crimen en el que fueron asesinadas el 23 de mayo del 2002 Mónica García, Carmen Marcovecchio y Alejandra Carbajales, se mostró cauto ante la noticia. “Lo hemos tomado con mucha cautela, con prudencia, por cuanto no conocemos sus declaraciones porque no ha prestado una confesional completa válida ante un juez instructor ni un abogado defensor”, explicó ayer el letrado a Télam.

    “Lo único que tenemos son versiones periodísticas que efectivamente fue a ver a un sacerdote y se presentó en la policía de Cipolletti, pero queremos saber si lo que él va a manifestar concuerda con los datos objetivos que hay incorporados en el proceso y si las circunstancias de hecho, lugar,tiempo y modo coinciden con las del crimen del laboratorio”, precisó Jerez.

    También estimó: “Una vez que se hagan todos estos análisis, se verá si estamos ante la presencia de un copartícipe o un delirante”. Por el triple crimen fue condenado a prisión perpetua el lavacoches Sandoval, aunque en la sentencia se reconoció que en el hecho intervinieron dos o más personas. El crimen múltiple fue perpetrado en un laboratorio de análisis clínicos en pleno centro de la ciudad y hubo una sobreviviente, quien por las secuelas psicológicas que le dejó el ataque no pudo declarar durante el juicio oral que condenó al lavacoches.

    La mujer de avanzada edad, Ketty Karavatic de Bilbao, al señalar a su agresor lo identificó como una persona joven, de pelo largo, piel blanca y delgado, características que no eran coincidentes con la de Sandoval. De esa forma también varios testigos describieron a una persona, a la que observaron salir de ese lugar en bicicleta con una botella en la mano y que a pocas cuadras se cayó y huyó a pie.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.