access_time 23:35
|
22 de mayo de 2007
|
|
FÚTBOL BRASILEÑO

Un grande, con o sin récord

Romario, quien el domingo alcanzó los mil goles en su dilatada carrera, posee estadísticas impresionantes que disipan cualquier duda sobre su histórica marca.

    El veterano artillero Romario, quien el domingo entró en la historia del fútbol de Brasil al convertir el que, por sus cálculos, es el milésimo gol de su carrera –marca alcanzada hasta ahora sólo por Pelé–, tiene en su haber una serie de estadísticas que confirma su talento. Datos divulgados por medios brasileños revelan que durante sus varios pasajes por Vasco da Gama, con cuya camiseta albinegra anotó su glorioso gol mil, El Bajito anotó entre 1985 y 1988, 1999 y 2002, 2005, 2006 y 2007 un total de 324 goles en 407 partidos, lo que resulta en un promedio de 0,8 goles por disputa. En PSV de Holanda, El Chapulín jugó entre 1988 y 1993, convirtiendo un total de 165 goles en 167 partidos, con un promedio de 0,98 goles por encuentro.

    Con la selección brasileña, entre 1987 y 2005, Romario jugó 85 partidos en los que anotó 71 goles, un promedio de 0,83 goles. Durante su pasaje por Valencia de España, el brasileño anotó 14 goles en 21 partidos, jugados entre 1996 y 1997. Asimismo, contrariando todos los códigos de conducta que suelen aconsejarse a los atletas, Romario, quien adora trasnochar, entrena poco y juega fútbol hace mas de tres décadas, mejoró su promedio de goles después de los 30 años de edad.

    Antes de pasar al club de los treintones, Romario anotó 432 goles en 559 partidos –considerando sólo partidos profesionales–, lo que da un promedio de 0,77 goles por partido. Curiosamente, después de los 30, el astro marcó un total de 491 goles en 570 partidos, alcanzando un promedio de 0,86 goles por juego. Para alcanzar los mil goles, el jugador computó 77 tantos convertidos en categorías menores.

    Pero para orgullo de la hinchada de Vasco, que el domingo colmó las instalaciones de su estadio Sao Januario para ver al ídolo realizando su sueño, la mejor marca del jugador está plasmada en su cancha, en la que el artillero anotó un promedio de 0,97 goles por partido. A la hora de computar premios, el delantero fue nada más y nada menos que 18 veces goleador de un torneo y consiguió 17 campeonatos en clubes brasileños, europeos y torneos internacionales.

    En los últimos tres años de actuación, El Bajito no paró de sorprender. En el 2005, con 39 años de edad y contra todos los pronósticos, fue el artillero del campeonato brasileño; en el 2006, con 40 años, anotó 41 goles en 50 partidos y con sus actuales 41 años, el intrépido carioca lleva 13 goles en 13 partidos, hasta el domingo, cuando al convertir de penal el gol más ansiado de su vida coronó por lo alto su brillante carrera.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.