access_time 07:03
|
13 de enero de 2021
|
|
Editorial

Un fallo contra el conocimiento médico

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15978668323515f394fd5bcb85_1004x566.jpg
Dióxido de cloro.

El fallecimiento de un hombre de 92 años que padecía coronavirus ha vuelto a poner en foco que la administración del dióxido de cloro no es un tratamiento para enfermos de COVID 19. Pero lo que es realmente peligroso, porque sienta un antecedente, es que fue por un fallo judicial que permitió suministrar esa sustancia que no está autorizada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica.

La medida dictada por un juez civil fue cuestionada de inmediato por el sanatorio privado donde estaba internado el paciente, así como también por especialistas. Sucede que la resolución pasó por arriba de las recomendaciones de organismos sanitarios. Hasta parece haber tomado distancia del sentido común y estar basada prácticamente ante la desesperación de una familia por la recuperación de sus seres queridos.

Es una cuestión de responsabilidad ante la vida mientras no esté demostrado que esta sustancia contribuya a mejorar la salud de los contagiados. La situación no es nueva. Referentes mediáticos han provocado confusión sobre el dióxido de cloro. La desinformación puede ser fatal.

Ante una enfermedad que era desconocida y que sigue exigiendo de los investigadores nuevos conocimientos, se necesita evidencia científica que permita fundamentar el criterio de la Justicia ante situaciones semejantes. La angustia no puede ser el argumento.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.