access_time 13:49
|
11 de julio de 2006
|
TENIS

Un duelo que hace historia

La rivalidad entre el suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal aumenta cada vez más. El domingo volvieron a encontrarse en la final de un Grand Slam y la próxima gran cita es el US Open

      La hierba de Wimbledon vivió un nuevo episodio de la rivalidad entre Roger Federer y Rafael Nadal, los jugadores más destacados del circuito tenístico, quienes prometen muchos más enfrentamientos futuros. Desde los duelos entre Jimmy Connors y John McEnroe, el tenis no vivía una rivalidad tan intensa y de tanta calidad como la de los dos mejores tenistas del mundo, que ya se han medido en ocho ocasiones, con una balance de 6-2 a favor de Nadal, pese a que Federer sigue siendo el número uno del mundo y con ocho títulos de Grand Slam se acerca al récord de 14 de Pete Sampras. El resto de los tenistas no parece capaz de hacerles sombra.


       Federer se siente como en casa en el césped de Londres, donde ganó su cuarto título seguido, lo que aprovechó para imponerse al único jugador capaz de plantarle cara, aunque Nadal se demostró a sí mismo que también puede ganar al suizo sobre césped. Nadal había ganado las cuatro finales en las que se habían visto las caras en 2006. Parecía que le tenía tomada la medida, pero en Wimbledon todo es diferente para el número uno mundial. Por ello, la victoria en Wimbledon ganó valor para el suizo por haber derrotado a Nadal en la final de un torneo que, por lo demás, resultó un plácido paseo para el rey de la hierba.


      En Roland Garros, en Dubai, en Montecarlo o en Roma fue muy diferente. En París, se esfumó el sueño de Federer de ganar los cuatro Grand Slam en una misma temporada, porque Nadal es tan imbatible en polvo de ladrillo como él en hierba. Las únicas cuatro derrotas que lleva Federer en lo que va de año han sido infligidas por Nadal.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.