access_time 18:46
|
21 de mayo de 2020
|
|

Vida intramuros

Detenido dice que es perseguido por la policía y la Justicia

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1588292282040Portada%20Galleguito%20Cortez.jpg
Ricardo Cortez Acosta está preso otra vez desde enero.

Se trata de Ricardo el Galleguito Acosta, quien está preso desde enero. El año pasado salió del penal, lo acusaron de matar y también de robar. En una de las causas quedó desvinculado.

Ricardo Cortez Acosta está preso desde enero por un robo agravado perpetrado en San Martín. Mientras estaba en la cárcel, lo acusaron de cometer un asesinato en el barrio La Gloria, de Godoy Cruz, a principios de noviembre del año pasado pero hace pocos días terminó desvinculado por falta de pruebas.

Desde la prisión, el "Galleguito", como lo conocen sus allegados, habló con El Sol y aseguró que es perseguido por la policía y la Justicia por su pasado carcelario –cumplió 16 años de encierro por un asesinato en el citado popular complejo–, y pidió que le den el beneficio de la detención domiciliaria.

El fiscal Martín Scattareggi ordenó su detención luego de un hecho de inseguridad que sufrió un peatón en enero, a quien le sustrajeron pertenencias.

La víctima fue hasta una comisaría y reconoció a Acosta y a otro hombre, llamado Gabriel Céspedes, como los autores del atraco.

Debido a esto, el Ministerio Público lo imputó por robo agravado por el uso de arma de fuego y por el uso de arma impropia.

Acosta sostiene que él no fue el autor del atraco y que no conoce a Céspedes, el otro detenido.

A pesar de esto, la Justicia informó que las pruebas en su contra son contundentes y que seguirá preso.

Ver también: Crimen en el barrio La Gloria: liberaron al "Galleguito"

Mientras ese proceso continúa en el Este provincial, Acosta solicitó que lo escuchen y le den el beneficio de continuar detenido en su casa, basándose en que tiene una hija con discapacidad y necesita estar cerca de su mujer para trabajar en la elaboración de productos panificados.

También pidió que le cambien su abogada y que se realice una rueda de reconocimiento en Contraventores y no en una comisaría.

“Yo no cometí el asalto y no conozco al otro que está imputado”, dijo Acosta a este diario, además, “ese reconocimiento es ilegal”, agregó.

Asimismo, contó que, desde que salió de la cárcel por un homicidio ocurrido en el 2004, la policía lo viene persiguiendo. Y basó su relato en que, cuando llevaba pocos días en la calle, lo acusaron de ser motochorro en San Martín y permaneció detenido en la Comisaría 28ª de Palmira por otro hecho que no había cometido. 

“Dicen que ando armado por la calle y en el barrio La Gloria, pero, en realidad, yo me fui a vivir a San Martín y trabajo allá. No tengo nada que ver con esos hechos”, sostuvo.

En la mira

Lo cierto es que Acosta ha sido noticia desde hace años por una serie de hechos ocurridos en Godoy Cruz. En enero del 2004 fue acusado, junto con Juan Carlos Moncho Aguilera (hermano del Rengo, ex jefe de la barra brava del club Godoy Cruz), de matar a balazos a Cristian Córdoba, conocido como el Chavo.

Por ese hecho de sangre, a fines de ese año, terminó siendo hallado culpable y recibiendo 16 años de cárcel.

Su caso ganó trascendencia cuando la madre de Córdoba se presentó en la Justicia con el paso del tiempo y confesó que había mentido en su declaración cuando acusó a Acosta y a Aguilera de ser los autores del ataque contra su hijo.

A pesar de esto, ambos condenados cumplieron la pena impuesta. Al terminar de purgar su pena, lo relacionaron con el crimen de un joven llamado Julián Domínguez en el barrio La Gloria, ocurrido el 10 de noviembre del año pasado.

Cuando fue el momento de solicitar la prisión preventiva en su contra, el fiscal Carlos Torres no lo hizo porque, al incorporar nuevas pruebas, lo desvincularon del hecho.

Por esto, Acosta asegura que sufre una persecución y señala a la policía y a la Justicia como responsables de que se encuentre tras las rejas.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

© 2019 Copyright.