access_time 21:17
|
30 de enero de 2007
|
|
LO QUE VIMOS

Un cierre con aires salteños

Palavecino fue la estrella de la última noche de Rivadavia Canta al País.

   El domingo finalizó el festival del Este provincial, Rivadavia Canta al País, con la presencia del número uno del folclore nacional: El Chaqueño Palavecino. Desde las 21, figuras nacionales y provinciales comenzaron a desfilar por las tablas del Complejo Deportivo Municipal, en las que no sólo encontraron el afecto del público, sino también la aprobación de cada una de sus melodías. Agrupaciones como Las Valijas, Los Huayras, Cuatro Rumbos, Jorge D’Agostino, el trío Buena Onda y Abel Pintos, entre otros, fueron preparando la gala para dar paso al recital de Palavecino.

UN CONCIERTO SIN BRILLOS. Pasada la 1, El Chaqueño arribó al predio junto a su agrupación y, como ya es costumbre en él, se dispuso a atender a los periodistas. Sin embargo, por el apuro del personal de la organización, la conferencia debió ser suspendida para evitar que la inminente tormenta opacara el espectáculo. Un tanto fastidioso por el modo en que fue interrumpida la rueda de prensa, El Chaqueño ingresó al escenario alrededor de las 2 y comenzó a deleitar con sus melodías a las casi 20.000 almas que aguardaban ansiosas.

   Así fue como, sin decir ni una palabra, dio inicio a su recital, en el que se pudieron escuchar canciones como Ñaupa ñaupa, Salteñita, Puerto libre, Zamba del pañuelo, Mataco Díaz, Don Amancio, La ley y la trampa, Amor Salvaje y Juan de la Calle, entre otras. A esta altura de la noche, la lluvia ya se había adueñado del predio. Sin embargo, la fiesta continuó, ya que el público permaneció en sus asientos admirando al cantante. Pese a la imposibilidad de continuar con el espectáculo, El Chaqueño no desistió de la idea de seguir con su repertorio.

   A diferencia de otras ocasiones, la del domingo fue una actuación con sabor a poco, ya que el músico sólo permaneció en escena una hora cuarenta (cabe recordar que en el festival de Cosquín ofreció un concierto de más de tres horas). A pesar del malestar de los seguidores, quienes esperaban una presentación más larga, el salteño se retiró del escenario y, tras un insistente pedido de bises, volvió, aunque sólo interpretó dos temas: La cerrillana y La yapa.

   De este modo llegó a su fin el encuentro, que no fue empañado por la lluvia, sino por el personal de la organización que, tal como lo manifestó el propio artista en escena: “Me trajeron al escenario como una bolsa de papas y con aires de prepotencia”. Ojalá, detalles como estos se tengan en cuenta para las próximas ediciones, ya que perjudican directamente al público que tiene la posibilidad de reencontrarse con sus grandes ídolos.

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.