access_time 11:46
|
17 de julio de 2006
|

TURISTA DISCONFORME

Señor Director: Como descendiente de mendocinos, siempre guardé en mi corazón un lugar privilegiado para Mendoza

      Desgraciadamente, luego de casi veinte años que no la visitaba, el año pasado vine y volví decepcionada y desencantada, por cuanto a la que otrora fuera una ciudad que se caracterizaba por su limpieza y seguridad la vi sucia y abandonada. En aquella oportunidad, hace ya varios meses, yo decía lo siguiente en una carta que mandé a vuestro prestigioso diario:“Me sorprendió cuando vi el Estadio mundialista, antes un jardín y ahora abandonado y lleno de yuyos. También me molestó cuando en el dique Papagayos, un señor que circulaba en un vehículo oficial de la Dirección de Vialidad me avisaba de lo peligroso que era quedarse en el lugar por el “malandraje” que andaba por la zona.



      ¿Esto no se podría solucionar con dos o tres vehículos (motos) policiales que recorran el circuito Cerro de la Gloria - Challao - Papagayos - Cerro de la Gloria, alternadamente y en forma periódica? Pienso que esto daría tranquilidad y seguridad al turista, y no temor o miedo al punto de salir presuroso de la zona, ya que un señor perteneciente a una repartición oficial me había alertado sobre aquel peligro. Sentí vergüenza y rabia”. Creo la que situación no ha cambiado demasiado desde mi anterior visita y es muy triste ver a Mendoza, tan promocionada turísticamente en el país, con estos niveles de inseguridad y suciedad. Ojalá algo cambie.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.