access_time 15:03
|
24 de noviembre de 2006
|
|
INSEGURIDAD NOCTURNA

Tres robos nocturnos en Guaymallén

Una familia estuvo dos horas como rehén de tres delincuentes en su casa del barrio Unimev. Además, robaron en dos negocios de Dorrego

         Tres hechos delictivos ocurrieron durante la madrugada de ayer en el departamento de Guaymallén, poniendo en evidencia el estado de inseguridad en el que viven los vecinos y que se puso de manifiesto el domingo, cuando el propio jefe comunal, Juan Manuel García, recibió la visita de ladrones, en su domicilio particular del barrio La Floresta. El propio García expresó, a principios de esta semana y en declaraciones periodísticas, que en su municipio faltan efectivos policiales y que allí se nota mucho más que en otros departamentos, ya que es el más poblado de la provincia. Esto hizo que cuatro intendentes y cinco representantes departamentales se juntaran ayer con el ministro Miguel Bondino para reclamar más seguridad en sus respectivos territorios (ver página 2).



         En esta última oportunidad, los blancos elegidos por los delincuentes fueron dos comercios de la zona de Dorrego, a los que ingresaron tras forzar las rejas, y una casa de familia del barrio Unimev, cuyos integrantes estuvieron a merced de los asaltantes durante casi dos horas.


 SEIS REHENES.


        El más grave de estos ilícitos, porque hubo seis personas que fueron víctimas de los delincuentes y porque estos actuaron violentamente, ocurrió poco antes de las 2 en una vivienda ubicada en Salinas 746 del barrio Unimev. A esa hora, Gabriel Azocar (36) iba llegando en una camioneta a la casa de sus padres junto a su esposa y su pequeña hija, cuando fue sorprendido en la puerta de la morada por tres hombres armados, uno de los cuales le pegó con una pistola en la nuca y los obligó, a él y a su familia, a ingresar.


         Una vez adentro del domicilio, los asaltantes comenzaron a revolver todo y a exigir a sus atemorizadas víctimas que les entregaran dinero y joyas de oro, valores que los propietarios del lugar no poseían. Luego de casi dos horas de tener cautiva a la familia Azocar, la banda recolectó algo de plata –no trascendió la cifra sustraída– y cuatro teléfonos celulares y huyeron en el Renault Clio color azul de la familia, el que, al cierre de esta edición, no había sido localizado y cuyo dominio es DQA685. Según contó la madre de Gabriel al noticiero de Canal 9, los maleantes los tuvieron encerrados a todos en la cocina, hasta que finalmente se fueron.


         En este suceso trabajó personal de la Comisaría 44ª y la denuncia quedó radicada en la Oficina Fiscal de la Comisaría Novena.


BOQUETEROS.


         Los otros dos robos también ocurrieron durante la madrugada en la localidad de Dorrego, pero en estos casos no hubo víctimas personales, ya que los rateros ingresaron a los comercios cuando no había nadie en ellos y tras forzar puertas y rejas. Uno de estos atracos lo sufrió el dueño de la ferretería Moreno Ortiz de Ejército de los Andes 260, quien aseguró que es la cuarta vez que sufre este tipo de ataque.


         Al igual que en otras oportunidades, los boqueteros se llevaron del lugar varias máquinas soldadoras que, para la víctima, son las preferidas de los maleantes, porque siempre se llevan lo mismo. El otro robo sucedió en una casa de venta de repuestos de autos de Adolfo Calle 106, de donde un grupo de ladrones sustrajo cheques, dinero en efectivo, una impresora y una caja registradora, tras ingresar durante la madrugada. Según la denuncia radicada en la Oficina Fiscal de la Comisaría 25ª, el botín en dinero se componía de unos 1.500 pesos.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.