access_time 12:44
|
1 de septiembre de 2006
|
|

ASESINATO DEL CUSTODIO DE MONTEMAR

Traspié en la investigación de un crimen

A los dos únicos detenidos por el caso del homicidio de Enrique Flores les otorgaron la libertad en relación a esta causa, aunque uno de los acusados aún permanece detenido por un asalto a un banco.

   La Cuarta Cámara del Crimen decidió otorgar la libertad para los dos únicos imputados por el caso del asesinato de Enrique Flores, custodio de la empresa financiera Montemar, quien fue asesinado a tiros en un asalto ocurrido en marzo de este año. Con esta resolución, Néstor Núñez y Víctor Vargas –policía suspendido en sus funciones– se vieron beneficiados luego de que, hace dos semanas, el juez de Garantías Marcos Pereira rechazara el pedido de prisión preventiva que había solicitado para los acusados el fiscal de la causa, Daniel Carniello.

    Pero de los dos incriminados en el asalto seguido de muerte, donde fueron sustraídos 20.000 dólares, sólo Núñez pudo salir a la calle luego de permanecer unos meses en el penal de Boulogne Sur Mer.Vargas mantiene una causa pendiente con la Justicia federal por un asalto a la sucursal del Banco Nación de Palmares, en Godoy Cruz, y por otros delitos que se dirimen en el fuero provincial, por lo que aún se encuentra alojado en el penal provincial.

    La determinación de la Cuarta Cámara del Crimen fue el desencadenante de un paso anterior, cuando, al no hacerse lugar al pedido de Carniello de que los únicos imputados por el caso Flores siguieran presos, Vargas y Núñez estaban en condiciones de permanecer en libertad. De todas maneras, ambos permanecen sospechados de participar en el crimen del custodio. El juez Marcos Pereira no coincidió en los elementos que había recolectado la investigación hecha por Carniello y de esta forma rechazó el pedido de prisión preventiva para Vargas y Núñez.

    A su vez, Carniello apeló la decisión de Pereira ante una cámara Penal, ya que el fiscal entiende que las pruebas en contra de los imputados son suficientes para que lleguen a juicio permaneciendo en la cárcel. El policía Enrique Flores, quien trabajaba para la financiera Montemar, murió acribillado, luego de que sufriera una emboscada en calle Garibaldi entre Salta y José Federico Moreno de Ciudad, en la mañana del 6 de marzo de este año.

    Flores iba a bordo de un Chevrolet Vectra, propiedad de Montemar, donde llevaba en una mochila 20 .000 dólares, que tenían como destino la provincia de San Juan. El custodio, quien iba solo, fue sorprendido por al menos seis delincuentes, quienes efectuaron más de 20 disparos sobre el auto, de los cuales ocho impactos dieron en el cuerpo del policía. Luego del salvaje ataque, en el que Flores habría alcanzado a herir con su pistola a uno de los asaltantes, los ladrones tomaron el bolso donde estaba el preciado botín.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.