access_time 14:40
|
8 de diciembre de 2019
|
|

Boxeo

Tras perder con Joshua, Ruiz reconoció el "exceso de parranda"

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1575826797294Joshua%20Ruiz%203.jpg

El estadounidense de ascendencia mexicana cedió tres cinturones de peso pesado al caer holgadamente por puntos en la revancha contra el británico. Su padre lo criticó con dureza.

Tras la derrota por puntos ante el británico Anthony Joshua, el mexicano-estadounidense Andy Ruiz admitió la superioridad de su rival y confesó: "Tanta parranda me pasó factura".

Joshua recuperó los títulos pesado AMB, OMB y FIB, en un combate realizado en Diriyah, una ciudad saudita ubicada en la periferia de la capital Riad. El combate fue desquite del que sostuvieron el 1 de junio en el Madison Square Garden de Nueva York con victoria de Ruiz por nocaut técnico en siete rounds, el mayor batacazo del boxeo en lo que va del siglo.

Tras ese inesperado triunfo, Ruiz se convirtió en una celebridad en México. Y luego de la derrota en fallo unánime (las tarjetas favorecieron al británico por 118-110, 119-109 y 118-110), reconoció que no llegó bien preparado al combate.

"No me preparé debidamente. Engordé mucho. No quiero dar excusas, él ganó... Si tenemos una tercera, tienen que creerme que me pondré en forma. Estaré en la mejor condición de mi vida", dijo Ruiz, quien marcó en la balanza 128 kilos, 21 más que su rival.

"Me ha boxeado", señaló Ruiz, que se presentó en la revancha con 7 kilos más con respecto a la primera pelea. "Eso me afectó mucho", agregó.

Su padre fue muy crítico también. "Hubo exceso de celebración, todos los políticos que venían a recogerlo... Fue un desmadre de campamento, peleó sin condición. Nunca se concentró bien, yo le dije que se concentrara bien porque en ese peso no iba a estar a la altura. Por eso está reconociendo ahora lo que yo le decía. Pero nunca se preparó...", explicó Andy Ruiz Sr. a ESPN luego de la pelea.

Por su parte el británico, favorito en las apuestas y que se llevó 86 millones de dólares -contra los 13 millones de Ruiz- explicó su estrategia, que cumplió a rajatabla para dominar la pelea.

Joshua apeló a su largo alcance y mayor movilidad para no meterse en apuros y aguardar los momentos exactos para atacar.

"A veces lo más simple resulta ser genial. Le he dado una cátedra al campeón", indicó el británico, nuevamente dueño de los cinturones de la AMB, OMB y FIB. "Estoy acostumbrado a noquear a los rivales, pero me lastimaron la última vez y reconocí su mérito", añadió. 

"Quería dar una buena clase de boxeo y también demostrar lo lindo de este deporte. Se trata de golpear sin que te golpeen", dijo Joshua, de 30 años y 1,98 metros de talla.

"Con ciertos boxeadores hay que pelear con viveza. Entendí cómo Andy pelea, así que tuve que ganarle de otra manera", completó el campeón, que elevó su palmarés a 23 triunfos (21 ko) y 1 derrota.

Joshua, quien no está obligado a darle la revancha a Ruiz, quedó en posición de afrontar un pleito unificatorio con el estadounidense Deontay Wilder, titular del CMB, si éste sale airoso de la revancha con el invicto británico Tyson Fury, el 22 de febrero próximo en lugar a confirmar.

TEMAS:

Deportes

Seguí Leyendo:

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.