access_time 19:16
|
31 de agosto de 2006
|
|

CUBA

Tranquilidad ante un hecho único

Cuba vive con normalidad una situación política sin precedentes, un mes después de la cesión provisional del poder de Fidel Castro a su hermano Raúl, que ha optado por la discreción y la continuidad.

    Cuba vive con normalidad una situación política sin precedentes, un mes después de la cesión provisional del poder de Fidel Castro a su hermano Raúl, que ha optado por la discreción y la continuidad. El líder de la revolución cumple hoy un mes alejado de su trajín habitual al frente del gobierno, pero pocas cosas han cambiado en el día a día de una población, que ha permanecido en calma mientras cambiaban algunos aspectos estéticos de la revolución. Los cubanos han pasado de las largas intervenciones y apariciones repentinas del comandante en jefe, al silencio de Raúl Castro, que en estos 30 días sólo ha participado en dos actos que han tenido una trascendencia pública.

    A pesar de ser el hombre que dirige el país desde hace un mes, Granma, el órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, se ha referido a Raúl Castro como “general de Ejército” y “segundo secretario del Partido Comunista de Cuba” y no como presidente en funciones. La primera aparición pública de Raúl Castro tuvo lugar el 13 de agosto, día del 80 cumpleaños de su hermano Fidel, al recibir en el aeropuerto José Martí de La Habana al presidente venezolano, Hugo Chávez, quien pasó parte de la jornada en la capital cubana junto al jefe de la revolución. Su encuentro el domingo con el ministro de Información de Siria, Mohsen Bilal, enviado del presidente Bachar Al Asad, fue el segundo.

TEMAS:

El mundo

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.