access_time 16:22
|
2 de enero de 2019
|
Fuero Penal Colegiado

Tragedia de la Costanera: dos imputados pidieron perdón

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15464567502271%20IMG_7951.jpg
Miranda, al frente, fue uno de los conductores que habló frente a las partes.

Fue durante la audiencia de prisión preventiva contra los tres conductores que intervinieron en el accidente que terminó con la vida de Agustín (7) y Abril Kruk (3). Sergio Miranda y Oscar Peca ofrecieron sus disculpas a los padres de las víctimas fatales. En tanto, la suerte de los acusados se definirá el jueves.

El accidente múltiple que se produjo a mediados de diciembre en la Costanera provocó la muerte de dos hermanitos de 7 y 3 años, situación que conmocionó a toda la provincia. Los conductores de los tres vehículos que participaron del siniestro fatal fueron detenidos e imputados por homicidio simple con dolo eventual, una dura calificación que prevé de 8 a 25 años de cárcel, y lesiones graves con dolo eventual, ya que la madre de los pequeños resultó lesionada en el hecho.

Este miércoles, los acusados fueron sometidos a una audiencia de prisión preventiva, en la cual también se iba a definir si se mantiene la imputación. Sin embargo, se pasó a un cuarto intermedio para que el juez del Juzgado Penal Colegiado Nº 1 Sebastián Sarmiento analice la situación. La definición se dará el jueves al mediodía.

Durante más de tres horas, las partes expusieron frente al magistrado. Tanto el representante del Ministerio Público como la querella, a cargo de Mariano Tello, coincidieron en que hubo dolo en la muerte de las víctimas y que los tres conductores deben continuar tras las rejas.

La defensa de José Osvaldo Caccia Barrionuevo, quien manejaba el Ford Fairlane que impactó a Carla Plagiaricci y a sus hijos Agustín y Abril Kruk, entendió que se trató de un homicidio culposo. Pese a eso, en caso de que se mantenga la calificación, solicitó que su cliente reciba el beneficio de la prisión domiciliaria.

Por su parte, los representantes legales de Sergio Orlando Miranda Gregorio, conductor del camión, y Osmar Rodrigo Peca Flores, quien iba al mando del Volkswagen Gol, solicitaron el sobreseimiento. No obstante, en caso de que el juez no coincida, pidieron que la calificación sea la del homicidio culposo y, como último recurso, si se mantiene la actual imputación requirieron que se les otorgue la domiciliaria a sus defendidos.

Ver también: Pintaron estrellas para los hermanos Kruk

Finalmente, se les otorgó la palabra a los imputados, oportunidad que aprovecharon Miranda y Peca para pedir perdón entre lágrimas a los padres de las víctimas fatales, que estuvieron presentes en la audiencia. Incluso, el camionero, oriundo de Chaco, aseguró que no quiere manejar “nunca más”. En tanto, Caccia optó por no hablar.

Los padres de los niños también hablaron frente a las partes durante algunos minutos, en lo que fue un discurso que conmovió a gran parte de la sala. Tal como lo venían haciendo, exigieron que la Justicia actúe como corresponde frente a la muerte de sus hijos.

En la audiencia también estuvieron presentes los padres de Alan Villouta, el joven que murió tras ser atropellado en el Acceso Sur en agosto de 2017, quienes les brindaron apoyo a la familia Kruk.

El caso

Faltaban algunos instantes para las 19 cuando Carla y sus dos hijos caminaba por calle Matienzo de Guaymallén, en dirección al este. La mujer y los pequeños cruzaron una mano de la Costanera, la que va en sentido sur, y esperaban para pasar la otra.

En ese mismo momento, un camión Fiat Iveco que transitaba por calle Matienzo al oeste, le tapó el pasó al Fairlane que iba por la mano de la Costanera que va hacia el norte. Al esquivarlo, este atropelló a la mujer y sus hijos, que estaban en la esquina aguardando por su turno para cruzar, sostiene la reconstrucción.

Ver también: Dolor y pedido de justicia por los niños atropellados en la Costanera

Un Volkswagen Gol rojo que ingresó en contramano por calle Matienzo, también intervino en el siniestro, aunque resultó prácticamente intacto. Mientras, las víctimas quedaron entre el Fairlane y una camioneta Ford Ranger blanca que esperaba para cruzar.

Tras el hecho, los niños fueron llevados al Hospital Notti y su madre al Hospital Central. Agustín falleció la madrugada del sábado 15, mientras que su hermana pereció el sábado 22.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.