access_time 10:26
|
28 de octubre de 2009
|
|
PREVENCIÓN

Trabajo infantil: hubo más multas en lo que va del 2009 que en todo el 2008

Uno de los factores es que se duplicó la cantidad de empresas inspeccionadas.

    Tres niños trabajando en una finca de Luján, ninguno de ellos sobrepasa los 12 años, sin embargo se encuentran ahí, en lugar de asistir al colegio o de estar jugando, y todo por un peso. Situaciones como esta son encontradas cada tanto por los inspectores de la Subsecretaría de Trabajo, lo que llevó a que, en nueve meses, se duplicara el número de inspecciones con respecto a la totalidad del 2008 y con ello aumentara la cantidad de infracciones por trabajo infantil en numerosas empresas y fincas de Mendoza.
INSPECCIONES. Según las estadísticas del ente de control, hasta el 30 de setiembre de este año se inspeccionaron 155 empresas. Ese número no es menor si se tiene en cuenta que en los doce meses del año pasado se relevaron solamente 84. El doble de las inspecciones también llevó a que se labraran 17 infracciones por trabajo infantil contra 11 del año pasado. Además, se encontró un número similar de adolescentes y de niños vinculados a las infracciones en ambos años. Incluso, tan sólo en octubre, que es cuando empieza la temporada alta de cosechas, se halló en un sembradío de cebollas en San Martín a siete niños, cuatro adolescentes y un total de 31 empleados en negro. En tanto, el sábado fueron encontrados tres menores, uno de 10 y dos de 11 años, trabajando en una cosecha de ajo en Ugarteche. Según explicó el subsecretario de Trabajo, Jorge Gabutti, en el primero de los casos, el dueño de las tierras ya fue multado, mientras que en el segundo se está esperando la defensa del empresario. RANKING. Entre los lugares que figuran en la mira de la Subsecretaría de Trabajo a la hora de buscar empleo infantil se encuentran los aserraderos, las cosechas de cebolla, ajo, ciruela, damasco, tomate y otras frutas. También están las empacadoras de ajo y frutas frescas. Algo similar ocurre con el trabajo adolescente no registrado, para el cual, los inspectores cuentan con un mapa dividido por temporadas en el que aparecen actividades como ferias, cosechas y siembras para inspeccionar. Según explicó Gabutti, muchos empresarios han tomado conciencia de que no deben emplear a menores de edad e, incluso, para evitar que haya niños trabajando, la Subsecretaría colabora con becas y exige la construcción de guarderías para que los chicos permanezcan allí y no en fincas u otros sitios de trabajo.
TRABAJO EN NEGRO. Otro de los grandes objetivos de los inspectores es el trabajo en negro. De hecho, Gabutti explicó que ese es el objetivo que más se persigue, debido a la numerosa cantidad de trabajo informal que existe en la provincia. Según el funcionario, es muy difícil medir si en el último tiempo este ha disminuido o no, principalmente, porque muchas veces depende de factores culturales y económicos, lo que lleva a que muchos empresarios especulen con la posibilidad de no recibir una inspección que los descubra.
    Sin embargo, Gabutti especificó que su sensación personal es que el trabajo en negro no disminuyó en el último tiempo y aseguró que, por eso, la mayor cantidad de infracciones que se labran se hacen porque hay empresarios que cometen esa falta, violando la ley y perjudicando el futuro de los trabajadores. Uno de los últimos casos detectados fue en Tunuyán, donde los inspectores se encontraron a principios de octubre con más de 90 empleados en negro en un proyecto vitivinícola millonario.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.