Coronavirus en Mendoza: 106 casos nuevos
access_time 09:44
|
22 de octubre de 2009
|
|
OPINIÓN

Tony Blair lucha por ser ?presidente? de Europa (por Fernando Heller, de DPA)

?Divide y vencerás?, parece ser el lema adoptado por el ex primer ministro británico Tony Blair para lograr sus ambiciones políticas europeas.

“Divide y vencerás”, parece ser el lema adoptado por el ex primer ministro británico Tony Blair para lograr sus ambiciones políticas europeas. A falta de candidato alternativo, el ex premier ha provocado una escisión que se profundiza cada día entre quienes desearían verle como futuro presidente del Consejo Europeo y la facción de sus adversarios, quienes recuerdan su escaso entusiasmo europeo en el pasado reciente.

Mientras la República Checa no firme el Tratado de Lisboa –extremo que parece inminente, según las últimas manifestaciones del euroescéptico presidente checo, Vaclav Klaus–, ni la Comisión Europea podrá renovarse ni tampoco se podrá nombrar el futuro “presidente de Europa”, aunque los dados están lanzados y algunos nombres, aunque no muchos, figuran sobre la mesa.

Por el momento, el ex premier laborista británico cuenta con el apoyo claro de un terceto restringido formado por su propio país, Irlanda e Italia. Ante esos modestos apoyos, Blair cuenta con un frente de rechazo integrado por Austria, Luxemburgo y Bélgica, países pequeños que temen una actitud de arrogancia del británico, si es que asume el cargo, tal vez en el 2010.

El primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, ha recordado, incluso, la poca afición europea de Reino Unido, que, además de estar al margen del euro, la moneda única europea, tiene numerosas cláusulas opt-out, excepciones que Londres ha conseguido a determinadas políticas comunitarias.

El problema es que la “oferta” de candidatos es escasa, por no decir única. De momento, parece que Blair es el candidato único, extremo que recuerda a los regímenes totalitarios que –a modo de referéndum encubierto– someten a un “candidato único” a la aprobación o rechazo de sus electores, sin matices.

Por ello, junto al grupo más favorable a Blair, acompañan a modo de comparsa resignada otro amplio grupo de países que apoyarían –sin gran entusiasmo– al ex primer ministro laborista: Francia, Dinamarca, España, Portugal, Lituania, Eslovenia y Hungría.

Otro grupo se considera a sí mismo “neutral”, es decir que aceptaría a Blair o a otro candidato: Holanda, Grecia, República Checa, Letonia, Finlandia, Eslovaquia, Rumania, Chipre, Malta y Bulgaria.

El problema para el británico es que cada día crece el frente de rechazo a su candidatura. Lo más peligroso para cualquier líder político europeo es no gozar de la “bendición” de Alemania y de Francia, los dos motores principales de la construcción europea. Y eso le está ocurriendo a Blair.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.