access_time 11:17
|
28 de septiembre de 2019
|
Encuesta

Tolerancia cero: los conductores están de acuerdo, pero beben igual

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1545820036760DSC_0329.jpg

Si bien están de acuerdo con el endurecimiento de las penas, 5 de cada 10 argentinos maneja tras haber tomado.

Un estudio revela que a pesar de estar a favor de la tolerancia cero al volante, 5 de cada 10 argentinos conduciría su auto después de haber consumido bebidas con alcohol o se subiría al de un amigo que esté en las mismas condiciones.

Según una encuesta realizada a nivel nacional por la consultora D’Alessio Irol para Cerveceros Argentinos sobre hábitos de consumo de bebidas con alcohol, el 82% de los consultados está de acuerdo con la tolerancia cero de alcohol para conductores.

La legislación en Mendoza

Según la ley vigente desde el último 21 de septiembre en Mendoza, aquellos que posean un nivel de alcohol en sangre de entre 0,5 y 0,99 gramos, deben pagar una multa que puede llegar hasta los $72 mil. Además de inhabilitarlos para conducir de uno a seis meses y de que se les retenga el vehículo y la licencia.

En tanto, los conductores con 1 gramo o más de alcohol en sangre pueden llegar a abonar multas de hasta $108 mil, serán inhabilitados desde 3 meses a un año y con arresto de hasta 30 días. A su vez, la falta vial se convierte en contravencional, por lo que el infractor comienza así con un proceso con intervención judicial.

Qué dice la encuesta

La muestra fue realizada sobre 524 casos durante este mes de septiembre. Entre sus resultados destaca que, en promedio, los argentinos consumen cuatro clases de bebidas, las más elegidas son el agua, las gaseosas y la cerveza.

Con respecto a las bebidas con alcohol, la cerveza se posiciona en primer lugar, seguida por el vino.

Ver también: Aprobaron la ley que endurece las penas a conductores ebrios

A su vez, destaca que 7 de cada 10 personas consume bebidas con alcohol con frecuencia. Sobre este total, un 42% lo hace durante la semana.

Al momento de salir de sus hogares, el medio de movilidad más elegido es el vehículo propio, más allá de que consuma o no bebidas con alcohol.

Ver también: Alcohol al volante: rigen las nuevas sanciones

En ese sentido, el 49% de los encuestados reconoció que conduciría su vehículo a pesar de haber tomado alcohol. Entre las razones destacan para beber y manejas es que nunca tuvieron una mala experiencia, piensan que no las tendrán y suponen no estar tan alcoholizados como para no poder volver al mando de su auto.

Otro de los datos que destaca la encuesta es que 5 de cada 10 conoce “los trucos” para engañar los controles de alcoholemia y 3 los puso en práctica alguna vez.

Con respecto a la figura del conductor designado, el 97% de los encuestados dijo estar al tanto de la misma, mientras que el 50% aseguró haberla puesto en práctica alguna vez.

En ese sentido, 7 de cada 10 consideraron que el “conductor designado” ayudaría a reducir siniestros viales causados por el consumo de bebidas con alcohol. Además, complementarían esta medida con controles de alcoholemia y la legalización nacional de la tolerancia cero.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.