access_time 14:31
|
10 de junio de 2019
|

¿Todo final es un fracaso?

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1560187879633Soledad.jpg

Para la astrología, tienen valor tanto el viaje como lo que se desarrolla durante él. Por eso, lo más importante es la experiencia. Aquí, las claves.

¿Todo final es un fracaso? La respuesta obvia es “no”; sin embargo, habitualmente lo vivimos como un “sí”. La diferencia esencial es la predicción que hacemos en relación con lo que deseamos que suceda. Algo en nuestra naturaleza, al parecer más instintiva, nos lleva a desear que todo lo que consideramos bueno dure para siempre y todo lo que consideramos malo desaparezca de inmediato. Vivimos condicionados por nuestras expectativas aun cuando, la mayoría de las veces, no somos conscientes de ellas.

La creencia popular sobre las mancias o artes adivinatorias es que pueden predecir nuestro futuro y erróneamente se consultan para saber si sucederá lo que se deseo o para estar preparado en caso contrario. Es este comportamiento cómodo y temeroso lo que debilita las interpretaciones de estos lenguajes milenarios. En el otro extremo encontramos comportamientos absolutistas y homocéntricos en dónde sólo existe la propia verdad. Vivir no es fácil, nadie nace con un manual bajo el brazo, pero eso no implica que no podamos desarrollar uno mientras vivimos.

Desde la astrología, las respuestas y guías vienen a través de un lenguaje de interpretación arquetípica en donde hay planetas que representan tendencias humanas de comportamiento, signos zodiacales que representan energías complejas más allá del sistema solar y detalles de cómo son doce áreas de nuestra vida. Todo esto arma un guion de teatro, una brújula que, más que predecir un futuro marcado, ilumina las posibilidades de un viaje.

¿Todo final es un fracaso? Desde la astrología podríamos decir que, en realidad, ningún final es un fracaso, porque sólo tiene valor el viaje y lo que se desarrolla durante él. No existe una meta a la cual debemos llegar, más bien un viaje que debemos experimentar, vivenciar y transitar. Este tiene destinos, paradas, como cuando vamos de vacaciones: sabemos que vamos a la playa, pero lo que vemos, los mates que tomamos, las conversaciones, las olas que sentimos cuando nos bañamos, lo que pensamos estando al sol, los buenos momentos que pasamos, todo eso es lo importante del viaje.

Esta semana observe sus expectativas, nos estamos acercando a un gran quiebre. Durante el mes de julio, los eclipses removerán viejos patrones y, probablemente, finalizaremos asuntos que durante años no hemos podido cortar. Es por eso que esta semana es recomendable que se pregunte: ¿Todo final es un fracaso?

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.