En vivo: el eclipse parcial de luna que también se verá en Mendoza

access_time 16:51
|
11 de julio de 2019
|
Marketing

Tips para emprender cuando se cuenta con poco tiempo en el día

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1562872682536Captura%20de%20pantalla%202019-07-11%20a%20la(s)%2016.17.18.jpg

Querés emprender para tener libertad financiera pero tenés un trabajo que te quita tiempo para hacerlo.

Parece irónico pero a muchas personas les sucede lo siguiente: quieren emprender para tener libertad financiera pero tienen un trabajo que les da el dinero que necesitan para poder, algún día, emprender, pero que les consume todo el tiempo para hacerlo. 

Hay un dicho muy cierto que dice “no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy” y pensarás: “es muy sencillo decirlo pero difícil de ponerlo en práctica”.

¿Emprender con poco tiempo en el día? Es posible, aunque tengas un trabajo de jornada completa.

Emprender quiere decir que ves más allá de lo cotidiano; que no querés depender toda tu vida de un salario o de trabajar por el sueño de alguien más y eso está, por supuesto, muy bien.

Sin embargo, las demandas del día a día te dejan poco o nada de tiempo para lograr tu gran meta, que es lanzar ese negocio que identificaste como una necesidad de mercado.

Antes de dar tips para emprender con tiempo limitado, primero debés preguntarte, ¿es realmente factible la idea a la que estás apuntando como emprendimiento? Y si lo es, ¿has dejado pasar mucho tiempo y quizá alguien ya la desarrolló?

Por esta última pregunta es que debés comenzar desde ya a emprender, y aunque tengas un horario fijo en una oficina, no hay excusas para no explotar todo el potencial que tenés dentro como emprendedor.

Incluso en momentos de crisis, sacar lo mejor de vos y organizar tu tiempo, te dará las mejores opciones para comenzar a emprender un negocio.

En los momentos de crisis surgen las necesidades, y es allí en donde debés estar atento y encontrar las o la manera de satisfacer esas necesidades.

Pero si tu único problema por el momento es la falta de tiempo, poné en práctica los siguientes consejos y prepárate para tener un emprendimiento con un ROI óptimo y muchas satisfacciones personales.


Sé muy específico con tu objetivo
Si además de tener muy poco tiempo para emprender tampoco sos concreto con el negocio de tus sueños, jamás llegarás al objetivo.

Para llegar a emprender cualquier tipo de negocio debés tener metas claras y no tener como objetivos cosas tan intangibles como la libertad financiera, dejar de trabajar por el sueño de otros o renunciar porque te caen mal tus compañeros de trabajo.

En otros sueños de tu vida como el de estudiar en una universidad tenías objetivos concretos, como el de aprobar 40 materias para poder obtener tu diploma.

Para comprar tu primer auto necesitabas tener tanta cantidad de dinero para poder hacerlo.

Es lo mismo al emprender: ¿cuáles son las características del negocio de tus sueños? ¿Cuánto deberías ganar para alcanzar tu libertad financiera? ¿Sería un negocio online que requeriría de Marketing Digital o más bien un local físico?

Tener un fin hace más fácil identificar cuáles son los medios y así no perderás ni un minuto de tu valioso tiempo y tendrás la suficiente disciplina para alcanzar estos objetivos.

Dejá las redes sociales y aprovecha tu tiempo libre
Estudios afirman que la mayoría de la población pasa al menos unos cuarenta minutos en Facebook, pero si querés emprender con el poco tiempo que tenés en el día, vas a tener que dejar muchas distracciones a un lado y ocupar tiempo de tu tiempo libre.

Creelo, tenés tiempo libre. Tenés fines de semanas y noches en las que podrías invertir un poco de tu tiempo y dejar Netflix a un lado, para comenzar a desarrollar la idea de tu próximo negocio.

Tratá de evitar desperdiciar tu tiempo aunque tengas tareas personales como todos, hay tiempo valioso que podrías estar aprovechando.

A quien madruga… Y de nuevo: es muy fácil es decirlo.

Nadie dijo que emprender sería fácil, hará falta que sacrifiques horas de tu tiempo para dormir y las inviertas en desarrollar tu emprendimiento.

Identificá si sos una persona que se inspira más en la mañana o en la noche, de esta manera sabrás si madrugar o más bien ir a la cama un poco más tarde.

El fin de semana podrás recompensar estas horas de sueño pero eso sí, colocando alarmas para seguir aprovechando el tiempo para tu gran emprendimiento.

Aprovechá tu tiempo en la oficina
No se trata de que renuncies para tener más tiempo para emprender, sino de que renuncies para no volver más a esta oficina y emprender tu propio negocio, pero mientras tanto, tomá este tiempo en tu oficina como práctica para tu emprendimiento.

Resolvé problemas y tomá nota de lo que hiciste para resolverlos. Identificá necesidades en tus compañeros de trabajo y, una vez más, tomá nota mental y físicamente.

Tomá a tu jefe como tu cliente, y si es una persona difícil, ¡agradecelo!. porque te está entrenando para tus futuros clientes.

Si hay reuniones en las que hay que negociar con un cliente, ofrecete como orador para poner en práctica tus capacidades de negociación.

Se trata de no perder ni un segundo de tu tiempo y que todo gire en torno a tu objetivo que es emprender.

No dejés de ahorrar
Tené en mente que cualquier ingreso extra debe ir a tu emprendimiento, y si aún con un trabajo a tiempo completo estás logrando hacer clientes con tu emprendimiento, debes hacer como si ese ingreso extra no existiera.

De esta manera podrás renunciar tranquilamente con un colchón de dinero que te dará la suficiente libertad financiera para continuar con tu emprendimiento y no seguir dependiendo del sueldo de tu trabajo anterior.

Tomate diez minutos al día
Cada mañana al despertar, es importante que, tomando tu café, te recuerdes por qué haces lo que haces. Puede parecer una tontería, pero estos diez minutos son realmente poderosos.

Puedes usarlo para leer unas cuantas hojas más del libro sobre emprendimiento que estás leyendo para inspirarte o para:

Revisar tu objetivo concreto y los mini objetivos que has estado cumpliendo en este tiempo del que has sacado provecho.

Pensar en cómo hacer para realizar una tarea al día sin que perjudique tu trabajo actual.
Reflexión sobre el día anterior y qué se podría mejorar para que este día alcance más y mejores metas para llegar a tu emprendimiento.

En conclusión, es posible emprender con poco tiempo, solo debés organizarte mejor y poner en práctica estos consejos. ¡Continúa con tu sueño que el cielo es el límite!

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.