access_time 18:01
|
3 de noviembre de 2009
|
|
SECCIONAL TERCERA DE CIUDAD

Tienen 11, 12 y 13 años, los detuvieron por robo y se escaparon de la Comisaría

Los chicos forzaron con una frazada un barrote de la celda y salieron por los techos del edificio.

    Fueron capturados en horas de la tarde del domingo al ser acusados de saquear un quiosco del microcentro. Así, tres menores de 11, 12 y 13 años quedaron detenidos en la Comisaría Tercera pero sólo permanecieron algunas horas ya que luego escaparon de la dependencia, tras romper un barrote del calabozo. El caso causó gran conmoción en la seccional de calle Rioja, en pleno centro de la Ciudad, y movilizó a buena parte de la cúpula policial. En horas de la mañana, el subdirector de la comisaría, Marcelo Palmiri, estuvo en la Fiscalía de Menores, avanzando en la pesquisa que comenzó a ser instruida por la Oficina Fiscal Nº1 y que quedó caratulada como evasión. Según trascendió, dos de los chicos son hermanos, mientras que uno de ellos ya tenía un antecedentes de fuga en la Colonia Penal Nº5 de Godoy Cruz (más conocida como Colonia 20 de Junio).
    Hasta el cierre de esta edición, los menores eran intensamente buscados por la policía aunque no había rastros de ellos. La situación es más que complicada puesto que los efectivos de la comisaría ni siquiera tendrían confirmadas sus identidades. “Acá solamente se les preguntó el nombre cuando ingresaron y, como no alcanzaron a ser llevados a la Comisaría del Menor, no sabemos si las identidades que dieron son las correctas”, soltó una alta fuente policial, quien luego admitió que, generalmente, en estos casos, los sospechosos prefieren dar nombres falsos.
RIOJA Y GARIBALDI. La historia, según comentaron fuentes policiales, comenzó cerca de las 16 de ayer, cuando algunos efectivos policiales detuvieron a los tres menores en las inmediaciones de la esquina de Rioja y Garibaldi, en Ciudad. En su momento se comentó que los menores habían sido aprehendidos por haber sido acusados de haber saqueado un comercio de calle Lavalle.
    Por esto, los menores fueron llevados hasta la Comisaría Tercera, donde quedaron alojados en una celda a la espera de la decisión de la Primera Fiscalía de Menores, sobre si tenían que ser llevados a la Comisaría del Menor. Sin embargo, sólo estuvieron unas horas en la dependencia, ya que en la noche, precisamente cerca de las 22, los niños protagonizaron una fuga. Tal como informaron las fuentes consultadas por este diario, los menores utilizaron una frazada con la que forzaron uno de los barrotes superiores del calabozo hasta destrozarlo. De esta forma, los tres pibes salieron por ese hueco y lograron escapar de la seccional. Se cree que lo hicieron por los techos de la dependencia para luego escalar por algunos comercios colindantes. La fuga recién fue advertida cerca de la medianoche, dos horas después de la fuga, cuando uno de los uniformados pasó por el calabozo –ubicado en la planta de arriba de la Comisaría– y se encontró con el barrote forzado y nadie en el interior del lugar.
    De esta forma, varios policías organizaron un operativo por las inmediaciones pero de nada sirvió, ya que los fugados ya habían desaparecido. Por la mañana, la Oficina Fiscal Nº1, ubicada en el mismo edificio, comenzó a instruir la causa por evasión que quedó a cargo del fiscal de instrucción Martín Scatareggi. Por ser menores de edad los protagonistas del caso, la causa también está siendo instruida por la Primera Fiscalía de Menores, a cargo de la doctora Valeria Ponce. Por su parte, las autoridades policiales no dieron detalles de la causa y sólo aseguraron “que toda la investigación estaba en manos de la Oficina Fiscal”.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.